Skip to content

17 de octubre en Gualeguaychú: “La paradoja es que la movilización se llevó a cabo por una línea interna de radicalismo

El profesor e historiador Marcos Henchoz se refirió a algunos de los hechos que siguen fecundando el debate historiográfico-político sobre la fecha emblemática en que nació el movimiento peronista en Argentina. La conformación social de esa Plaza de Mayo y las particularidades de la movilización en Gualeguaychú. "El 17 de octubre es un claro acontecimiento en defensa de los derechos del pueblo", dijo.

17 de octubre en Gualeguaychú:

17 de octubre en Gualeguaychú: "La paradoja es que la movilización se llevó a cabo por una línea interna de radicalismo

Por Luciano Peralta

El 17 de octubre de 1945 nació el movimiento peronista, el más importante en la política nacional. La movilización masiva en la altamente simbólica Plaza de Mayo también anunciaba una forma de ocupación de los espacios públicos que daría forma a los siguientes 75 años.

Es una tarea difícil ser creativo y no caer en la redundancia al escribir sobre la fecha. Junto con el profesor Marcos Henchoz -un luchador que fue expulsado del Partido de la Justicia durante la presidencia de Sergio Urribarri- volvemos a los motivos que desencadenaron la reacción de los trabajadores, el contexto político, la foto icónica de “las piernas en la fuente de la plaza” y el impacto que este acontecimiento político tuvo en el interior, especialmente en Gualeguaychú.

“El 17 de octubre es sin duda un acontecimiento fundamental para el peronismo. Esto no significa que los trabajadores que se manifestaron estuvieran pensando en fundar el partido. Desde ese día, los cambios han sido muchos y variados”, dijo el ex concejal municipal. Y continuó: “La movilización del 17 viene con muchos precursores de discusiones políticas. Por un lado, la dirección del sindicato. Por otro lado, las bases, los delegados. Hay que ver cómo se ha movido este amplio, desigual y heterogéneo espectro y comprender que estaba allí el 17 de octubre, no son los líderes”.

“Ya el día 14 hubo marchas, por ejemplo en los barrios más modestos de Avellaneda, en la zona de Berisso. El día 15 fueron promovidos, especialmente en las plantas de procesamiento de carne, que eran los lugares con más trabajadores en ese momento. Hagamos un cálculo muy simple: Sólo en el distrito de Gualeguaychú, trabajaban un poco más de mil personas. Los primeros grupos comenzaron a acampar en la plaza la noche del 16,” dijo Henchoz en una entrevista con ElDía.

– ¿Puede clasificar a los que ocuparon la plaza el día 17?

– Ese día, miles de trabajadores llegaron a la plaza. Los testimonios que quedan de estos trabajadores son heterogéneos, había de todo. Si consideramos el 17 de octubre como un país, es quizás una imagen muy fiel, una imagen de lo heterogéneo, lo disímil, lo diferente. Un grupo se movía por un interés, otro por otro, pero lo que les unía, y este es mi punto de vista, era la defensa de sus logros en el mundo del trabajo.

Cabe señalar que la parte oficial del Partido Radical jugó con la Embajada Americana y llevó a cabo una campaña contra el obrero de Perón a través de dos o tres diputados. De la misma manera que lo habían criticado, desde el Partido Conservador y desde una facción del radicalismo, Hipólito Irigoyen.

Además, hubo una fuerte propaganda de los diarios La Nación y La Prensa, así como de los diarios La Capital de Rosario y La Voz del Interior de Córdoba, por ejemplo contra Perón, que a los 17 años ya había pasado ocho días en prisión. Creo que el sentimiento unificador, por lo tanto, fue la conciencia de que si otros llegaban al poder, podían perder gran parte de los beneficios obtenidos en un año y medio.

– ¿Qué pasó en Entre Ríos?

– Entre Ríos se movilizó hace muchos años, como las otras ciudades con mayor concentración de trabajadores. La organización sindical había crecido desde finales del siglo XIX, con fuertes ideas influenciadas por el anarquismo o el socialismo.

La mayor organización estaba en las principales fábricas, en las cámaras frigoríficas, en los puertos. En esa época había huelgas en la provincia y aquí mismo en Gualeguaychú, sistemas de armas caídas -consistía en ir a trabajar pero no trabajar-, demandas salariales, marchas.

Este material puede ser consultado en los archivos del diario El Argentino, no en el diario Censor, que defendía otros intereses. Y podemos ver las marchas, las movilizaciones en la Plaza San Martín, más o menos como se siguen haciendo hoy en día. Especialmente porque también era el centro de la ciudad en ese momento.

Las movilizaciones tuvieron lugar el día 18. Podemos imaginar que fue porque la dirección de la CGT había ordenado una huelga nacional para ese día o porque las noticias llegaron a través de los cables de los medios de comunicación, y luego se unieron.

– ¿Y cómo fue el 18 en Gualeguaychú?

– Lo más destacable es que en la ciudad la movilización no es llevada a cabo por los sindicatos. Además, si se leen las noticias de esos días, hay un feroz debate sobre si los sindicatos deben llevar a cabo la marcha o no, y la dirección especula al respecto. Sin embargo, la marcha se llevó a cabo. Y la paradoja es que fue llevada a cabo por una línea interna de radicalismo, la llamada Unión Cívica Radical Irigoyenista, también conocida como el Frente Renovador o Junta Renovadora. Por lo tanto, estas cifras se concluirán como la Junta Renovadora de la UCR para las elecciones de los 46 años, cuando entren en alianza con Perón. De hecho, el vicepresidente de Perón era un radical, Hortensio Quijano. Y en Entre Ríos, el primer gobernador peronista fue un hombre radical, Héctor Domingo Maya.

– Volvamos a la ciudad, ¿qué pasó ese día?

– El mitin se realizó en Del Valle y Pellegrini, un lugar clásico de la época, por su relación con el barrio de Pueblo Nuevo, un barrio de raíces peronistas en ese momento, la relación de los trabajadores, el Frigorífico. La concentración tuvo lugar en esta esquina y desde allí caminaron hasta la Plaza San Martín, donde leyeron los habituales discursos. El Sr. Pedro Bachini, director del periódico El Argentino, abogado y jurista de la Federación Agraria, organización que en ese momento jugaba en gran medida a favor de Perón, estuvo en esta movilización.

-El radicalismo fue decisivo en este proceso…

-Sí, en todo el país, por supuesto. Pero lo que también debemos entender es que los años 30 son la clave para comprender todos estos procesos. Fue entonces cuando se pisó al trabajador, a todos los trabajadores en general. Fue una época de gran migración interna debido a la falta de trabajo en todo el país, en el campo hubo sequías, langostas… fue un momento muy conflictivo en el que el trabajador estaba muy, muy mal.

Entonces, que había una política decisiva a favor del trabajador, comenzó un cambio de paradigma. Y la línea interna del Partido Radical, llamada Irigoyenista, siempre estuvo a favor de la idea de defender lo nacional.

– ¿Qué efectos tiene esto a la edad de 75 años todavía en el presente?

– Para mí, el 17 de octubre es un claro acontecimiento en la defensa de los derechos humanos. Existe este caso particular de los trabajadores. No quedarse quieto; la posibilidad de que sea alguien que defienda sus derechos, y que ningún pseudo-líder te pise la cabeza o te oprima, y que todo trabajador pueda hablar, pensar, movilizarse. Hay un acto de conciencia de este trabajador que sale a las calles a luchar contra ello.

Jóvenes y Mujeres

“Mirando esta clásica fotografía, la de los trabajadores sentados o de pie en la fuente de la Plaza de Mayo, se podían reconocer muchas de estas figuras. Todas las personas que pudieron ser identificadas tienen entre 15 y 21 años. Empleados de una fábrica de pasta, empleados de una fábrica de refrescos, uno, a los 21 años, un delegado de salud. Pero debido a la calidad de las fotos, porque eran personas que podían haber trabajado durante muchos años, parecen más viejos. Pero todos son jóvenes”, dijo Henchoz.

“Este no es un detalle insignificante. La parte joven de los trabajadores fueron los protagonistas de este acto de rebelión contra la dirección del gremio de la CGT. Esta movilización tuvo que ver con los jóvenes trabajadores y las mujeres”, resumió.