Skip to content

Daniel Hernández fue declarado Ciudadano Destacado de Gualeguaychú

El Ayuntamiento de Gualeguaychú le otorgó a Hernández esta distinción. Entre sus grandes logros destaca su impecable trayectoria en los Bomberos Voluntarios, en la Defensa Civil y por haber colaborado en innumerables causas nobles.

Daniel Hernández fue declarado Ciudadano Destacado de Gualeguaychú

Daniel Hernández fue declarado Ciudadano Destacado de Gualeguaychú

A iniciativa de un proyecto presentado por Luis Castillo, concejal del partido vecinal Gualeguaychú entre Todos, el Ayuntamiento de Gualeguaychú aprobó este jueves el decreto que declara a Daniel Ramón Hernández, conocido por muchos por su apodo de “Manguera”, un ciudadano destacado.

Un resumen de todo lo que “Manguera” ha hecho no es fácil, así que continuemos con la lista: fue abanderado en la escuela primaria y un excelente estudiante en la secundaria. Intentó hacer deporte, pero se dio cuenta de que el baloncesto no era sólo una cuestión de tamaño. Se fue a La Plata, empezó a estudiar ingeniería y luego regresó. Fue bombero voluntario; encendió espectáculos; trabajó en una empresa de contabilidad; dirigió Carrozas; fue jefe de seguridad y intendente del parque industrial; contribuyó al proyecto de ley nacional de seguridad e higiene; fundó la academia de formación de bomberos voluntarios; diseñó e instaló el primer árbol de Navidad gigante en el cuartel y el primero en la isla de la Libertad; impartió clases de teatro en el taller de Tablas; desarrolló una metodología para la gestión de emergencias durante el fenómeno de El Niño; realizó investigaciones sobre los túneles de Gualeguaychú; trabajó en los ámbitos del alumbrado público, la planta de tratamiento de aguas residuales, el medio ambiente y la protección civil, donde actualmente es coordinador.

Y como si eso no fuera suficiente, cada vez que las aguas del río Gualeguaychú se levantaban y atormentaban a los vecinos, él era el primero en arremangarse para ayudar.

“Que este compromiso con la ciudad donde nació se hizo evidente desde el inicio de su vida comunitaria en 1972 en el Cuerpo de Bomberos Voluntarios, donde se atrevió a proponer un nuevo sistema de formación institucional vinculado a la sistematización y capacitación del bombero, con un doble objetivo: apoyar las cualidades profesionales que requiere este servicio y consolidar el concepto de voluntario en su concepto espiritual y de servicio”, dice el proyecto presentado por la cuadra del barrio.

“Lo que más tarde se observó en el Parque Industrial de Gualeguaychú cuando la empresa promotora pidió al cuerpo de bomberos voluntarios que elaborara unas directrices de seguridad para el emplazamiento de las futuras plantas industriales, de las que es responsable el recién creado departamento de seguridad”, dice el proyecto.

colabora entonces en la elaboración del Decreto Nacional 351/79, que regula la ley de higiene y seguridad en el trabajo, especialmente en el capítulo relativo a los incendios, norma que sigue vigente y gracias a la cual se han creado profesiones como la de ingeniero de laboratorio, técnico superior de higiene y seguridad en el trabajo.