Skip to content

Los funcionarios nacionales asesoraron al Consejo de Seguridad sobre la prevención

Miembros del Ministerio de Seguridad Nacional se encontraban en la ciudad y proporcionaron un detalle de los instrumentos disponibles para fortalecer las políticas públicas en el ámbito de la prevención.

Los funcionarios nacionales asesoraron al Consejo de Seguridad sobre la prevención

Los funcionarios nacionales asesoraron al Consejo de Seguridad sobre la prevención

El Consejo de Seguridad Civil de Gualeguaychú continúa fortaleciendo su agenda. Como se estipula en su reglamento, las reuniones ordinarias se celebran el primer miércoles de cada mes, con la participación de las entidades que componen el Consejo: el gobierno, las instituciones de la sociedad civil y las fuerzas de seguridad. Pero en el medio, en la vida cotidiana, se repiten las reuniones, así como las reuniones con los vecinos y las medidas adoptadas para fortalecer el trabajo conjunto con otros niveles de gobierno.

En esta última línea fue que la semana pasada, funcionarios del Ministerio de Seguridad Nacional llegaron para compartir una sesión de trabajo con el Consejo de Seguridad: Leandro Gamallo es el coordinador de la prevención de la delincuencia local y el despliegue de las unidades de acción vecinal, mientras que Mauro Vivas es el director de participación cívica y el enfoque interinstitucional.

Ambas unidades pertenecen a la Secretaría de Seguridad del Ministerio de Seguridad Nacional. “Nuestra tarea es reflexionar y trabajar en cómo los complejos y diversos conflictos que se están produciendo en la zona pueden ser abordados junto con la acción gubernamental. Tenemos la capacidad técnica y los diversos instrumentos para hacerlo”, presentó Vivas.

“Creemos que es importante fortalecer los equipos de trabajo locales para que puedan optimizar cada una de sus intervenciones, reflexionar sobre las prácticas institucionales y crear espacios de tratamiento estratégico, localizados en cada territorio y comprender sus problemas, sus actores y sus capacidades”, declaró después de la reunión en el Consejo Consultivo.

El equipo nacional del Ministerio ha trabajado en lugares donde los conflictos sociales son altos y complejos, como el barrio Carlos-Gardel (Morón, provincia de Buenos Aires) o el Padre Ricciardelli (ex Villa 1-11-14, CABA), por nombrar sólo dos de las áreas en las que opera. Pero esta nueva fase de la pandemia ha permitido traspasar las fronteras de Buenos Aires y aterrizar en Entre Ríos.

“Aunque hemos trabajado con otras provincias, como La Rioja y Tucumán, para fortalecer el manejo, lo hacemos a través del Zoom. Esta experiencia en Gualeguaychú nos permite tomar un camino más amplio ya desde el presente. El próximo lunes comenzaremos a seguir este camino”, dijo el funcionario nacional.

Por su parte, Lorena Arrozogaray, Subdirectora y Coordinadora del Área Local, dijo que “cuando el intendente Piaggio tomó la decisión política de impulsar la creación del Consejo de Seguridad Civil, y éste se formó por decreto unánime, propusimos que fuera un área de fortalecimiento de todas las políticas públicas en materia de control y prevención del delito. En estas reuniones, estamos familiarizados con todo el paquete de programas y acciones para tratar las situaciones de conflicto social que tenemos en la ciudad. Trabajamos en este tipo de problemas desde un enfoque multidimensional, asumiendo que no son simples, que tienen bordes diferentes y características específicas en cada área”.

“Fue una reunión muy productiva, y desde el ministerio se nos dieron las herramientas para dar más pasos. El compromiso es continuar el enlace con otras áreas del Ministerio de Seguridad Nacional, para fortalecer el vínculo y poder utilizar los programas existentes para resolver este tipo de problemas”, concluyó Arrozogaray.

El potencial del Consejo de Seguridad

Con respecto a la reunión, Vivas la calificó de “muy positiva” y sobre el Consejo de Seguridad, dijo: “Nos pareció un espacio muy plural, discutiendo, poniendo los problemas sobre la mesa”.

“Desde nuestra experiencia vemos un Consejo muy poderoso al que podemos contribuir con más instrumentos. Por eso nos hemos puesto a disposición para construir juntos estos instrumentos, tanto en la formación y la creación de capacidad como en el propio enfoque territorial. Teníamos la impresión de que, en esta zona, estábamos hablando de los verdaderos problemas que tiene la ciudad en cuanto a su seguridad y que no se oculta nada, algo que es fundamental para resolver cualquier situación. También observamos un trabajo conceptual anterior sobre cómo pensar en la seguridad de los ciudadanos. Nos pareció muy interesante y también muy útil”, dijo.