Skip to content

2100 contratos vencidos: cómo será la “nueva normalidad” del fútbol argentino

Sólo en Primera Clase, al final de este martes, terminan 212 enlaces. Ya se han firmado acuerdos con fuertes deducciones y cláusulas que apuntan a la productividad. Y el ascenso está en serios problemas.

2100 contratos vencidos: cómo será la

2100 contratos vencidos: cómo será la "nueva normalidad" del fútbol argentino

El tiempo está maduro para la “nueva normalidad” en el fútbol argentino. La etiqueta que suelen utilizar los políticos en estos tiempos de cautiverio tiene que ver con un cambio drástico en las condiciones contractuales de los futbolistas. Este martes, 30 de junio, expira la validez de 2.100 de los 3.800 enlaces registrados en la AFA. Sólo en la primera sección, el 10% (212 para ser exactos) expirará. Habrá serios problemas con el ascenso y, como muestra suficiente, la decisión que San Martín de Burzaco ha anunciado para estas horas: sin certeza sobre la reanudación del torneo de la Primera C, liberará a casi todo el establecimiento, con la excepción de cuatro jugadores.

El escenario que surge de esta pandemia ya no tendrá como denominador común al actor de altos ingresos, lo que sólo era posible si se tomaba la Primera C. Muchos seguirán ganando altos salarios, sí, pero lejos de los buenos tiempos. Los líderes no sólo lograron alisar la nómina, sino que también firmaron contratos con recortes de hasta el 50%. Y varios clubes comenzaron a firmar ataduras de productividad, una práctica reservada a los jugadores que regresan de una lesión o en declive. Otros intentarán ponderar sus salarios para evitar las habituales fluctuaciones del dólar en nuestro país. Y hay quienes limitarán los salarios.

Se acerca un fútbol barato, con veteranos listos para pasar sus últimos días en sus botas y vistiendo las camisetas de sus clubes de origen, con niños que tienen que crecer de repente, y sin brillantes recién llegados. Al menos así será en la Liga de Fútbol Profesional (LPF), que se juega después de la cuarentena.

Con el apoyo de las asociaciones de fútbol argentinas y a pesar de no haber encontrado el consenso de todos los jugadores, la AFA logró llegar a un acuerdo con Sergio Marchi sobre la posibilidad de firmar vínculos hasta diciembre. Lo que es, por un lado, una garantía de continuidad del trabajo, es también una oportunidad para que los clubes ofrezcan menos dinero. Cuando la pelota vuelva a rodar en septiembre, la dirección cree que sólo utilizará sus jugadores durante un período de tres meses, por lo que merece una reducción.

Este es el caso de Dario Cvitanich en las carreras. El huelguista recibió una propuesta del 35% de su salario actual y finalmente la aceptó a regañadientes. Hasta tal punto que hizo público su malestar en las redes sociales. “Nos quedaremos con todos los jugadores, pero les ofreceremos lo mismo que se merecen ahora”, dijo Víctor Blanco a nuestras fuentes. Lisandro López e Iván Pillud firmaron sus contratos en estas condiciones.

Boca está llevando a cabo una negociación muy tensa para Carlos Tévez. Más allá de la lucha de egos, en la que está involucrado con Juan Román Riquelme, Jorge Bermúdez y Raúl Cascini, el 50% se ofrece al ídolo hasta junio de 2021. A Mauro Zárate se le ofrece el 30%. Esto es una señal de que el plan implementado por los dirigentes de Xeneize prevé una fuerte reducción de los nuevos contratos.

River no pudo retener a Ignacio Scocco, quien decidió regresar a Newell’s. Sin embargo, cuando se renovaron los arqueros de reemplazo, dejó claro qué método usaría a partir de ese momento: German Lux y Enrique Bologna acordaron intercambiar el 20% de sus salarios durante los próximos 18 meses

Independent sopesará todos los contratos y hará un drástico recorte en el presupuesto de fútbol. Hugo Moyano ya no quiere tratar con la moneda americana. San Lorenzo también firmará los nuevos vínculos con los recortes salariales. Fernando Monetti es un ejemplo: exigirá un 20% menos cuando vuelva a la meta.

“Este es el momento de los equipos juveniles, nuestro mayor activo”, dijo Nicolas Russo al nuestras fuentes. El jefe de Lanús no renovó los lazos de Agustín Rossi, Carlos Auzqui, Ezequiel Muñoz y Pablo Martínez. Y está sudando para llegar a un acuerdo con José Sand. El líder cimarrón le ofrece continuar hasta el final del año y Pepe tiene la intención de firmar un contrato por 18 meses.

Banfield fijará un tope de 500.000 pesos para los salarios y propondrá precios para los objetivos. No quiere situaciones como la de Renato Civelli, una reprimenda que terminó como un reemplazo costoso y que actualmente está en la corte. En estas circunstancias, Junior Arias, Matías Moya, Sebastián Dubarbier y Estaban Conde dejarán el club. Y sólo intentarán mantener a Luciano Lollo.

Los clubes que habían escapado del descenso redujeron sus equipos: Central Córdoba y Patronato despidieron a 14 de los 20 jugadores cuyos contratos terminaron el 30 de junio. Aldosivi despidió a todo un equipo, incluyendo al mediocampista de la Superliga uruguaya Federico Gino. El Arsenal se basará en la mayoría de sus jugadores jóvenes. Despidió a ocho jugadores sin contrato y perdió a dos jugadores clave, Nicolás Giménez (entonces en Talleres) y Álvarez Suárez (FC Baniyas). Los argentinos han firmado contratos de productividad: Se les paga según los minutos jugados.

son algunos ejemplos de este fútbol, que está devaluado y frustrado por la próxima pandemia.