Skip to content

Caruso Lombardi, en las escuchas telefónicas: “Tinelli estaba tratando de enviarme abajo.

El director técnico, que estuvo a cargo de los argentinos en 2013, acusó al presidente de San Lorenzo después de la emisión de los audios con Grondona.

Caruso Lombardi, en las escuchas telefónicas:

Caruso Lombardi, en las escuchas telefónicas: "Tinelli estaba tratando de enviarme abajo.

En una de las audiencias de los diálogos entre Marcelo Tinelli y Julio Grondona, grabada en 2013, el entonces Vicepresidente de San Lorenzo se refiere a Ricardo Caruso Lombardi, entonces director de los Argentinos Juniors. Lo llama “rompehuevos” y dice que quería ser guiado por árbitros “como Ceballos, Pablo Díaz o Loustau”. El actual entrenador de Belgrano de Córdoba respondió unas horas después de la emisión.

“Tienes que buscar muchas cosas. No sé cuál será el efecto sobre estos árbitros si los llamo por su nombre. Llama a la gente que los nombró, nunca he compartido un café. En una conferencia, habla de Delfino todo el tiempo, y en otra. Delfino dijo que era un fanático de San Lorenzo.

“Pidió un árbitro para San Lorenzo-Argentinos, y primero pidió un cambio de árbitro. Con los argentinos luchamos contra el descenso, ¿por qué pidió un árbitro para este partido?”, preguntó DT.

“Había oído que había ofrecido al equipo de San Lorenzo un premio muy importante para ganarnos. Quería ganar. Cuando llegó al campo, sostuvo una puerta en su mano y me dijo: “¿Qué estás haciendo, animal?” Le dije: “¿No te da vergüenza ofrecer un premio para vencernos? ¿Quieres que bajemos tanto? Dice “no hacer nada”. Le dije a la cara: “Se equivocó en su pedido.

“En un tono diferente dice: ‘Ayudemos al rojo’. Hay otra muestra de audio en la que le pide a Delfino que vuelva a tocar con Independiente. Mata a Trucco. Siempre pide ser interpretado por Germán. Durante la semana dije “cómo puede ser”, le di a él y a Pizzi palos, que era una pena que sacaran cuatro titulares contra Independiente. Los periodistas que dijeron que Caruso lloró deben disculparse conmigo. Luego él le ganó a Independiente 1-0, nosotros le ganamos a River e Independiente cayó. Iba a enviarme con los argentinos a la entrega, no hay otra forma”, dijo Caruso en la entrega oral.

“Tiene que responder ante los árbitros. Si quiere ser el número uno de la liga, tiene que llamar a Trucco, Rapallini, Loustau y pedirles perdón. Sabía que estaba loco por este juego”, recordó Caruso. El partido entre San Lorenzo y los argentinos terminó 1-1.

“Sabía que quería que yo estuviera en el descenso. No me echaron, hicieron cosas que no me gustaron, y lo sabía. Sabía que encendería la televisión, y Viggo Mortensen habló mal de mí. Me enfado porque me dejan fuera. Hubo tres partidos en los que me sorprendió la forma en que los árbitros me guiaron, pero no dije nada. Incluso puedo pensar que hicieron algo para que me fuera”, sospechó Caruso.

“Antes de que empezara el campeonato, le dije que podía caminar si quería. Quedaban ocho días para que empezara el torneo y tenemos ocho jugadores, e insiste en que me quede y juntemos el equipo”, dijo el entrenador.

“Habíamos abandonado el proceso. Me pidió que mantuviera la boca cerrada porque lo sacudí. Y luego me preguntó si me gustaba el equipo que armé. Le dije que sería campeón el año que viene. Luego dijo: “Tenías razón. En este campeonato con los argentinos le ganamos 3-0”, dijo Caruso.