Skip to content

Cómo se jugará el torneo de fútbol después de la pandemia: los tres borradores

Todo depende de cuándo volverá la actividad. Si regresa en septiembre, planean dividir los equipos en cuatro grupos de seis. Y el ganador iría a la Copa Libertadores.

Cómo se jugará el torneo de fútbol después de la pandemia: los tres borradores

Cómo se jugará el torneo de fútbol después de la pandemia: los tres borradores

Si bien el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) es la zona más afectada del país y la cuarentena se ha reforzado, las actividades deportivas no están prohibidas en los demás distritos. Sin embargo, la AFA no quiere una “ventaja deportiva” entre uno y otro. Claudio Tapia advirtió que todos los equipos, desde la Primera División hasta la D y la Federal A, no podrán trabajar en los campos hasta que toda la zona esté en “Fase 4”. Sin embargo, los directores ya tienen tres proyectos de torneos en curso, hasta que se pueda reanudar la actividad.

Los borradores están en manos de los directores de la Liga de Fútbol Profesional (LPF), encabezados por Marcelo Tinelli. “En el 2020 habrá fútbol, no hay duda”, dicen los que rodean al presidente de San Lorenzo, que no habla públicamente en este momento. Pero nuestras fuentes se ha enterado de que será un campeonato al estilo de la Copa del Mundo o de la Copa Libertadores, con grupos y un sistema de repesca.

Cuando la pelota ruede de nuevo en septiembre, como el pronóstico más optimista predice, habrá cuatro zonas con seis equipos cada una. Los equipos Boca, River, Vélez y Racing son los sembrados. La decisión no es extraña: estos son los clubes que ocupan los cuatro primeros lugares en la tabla de la Superliga 2019/2020, que ganó el equipo de Miguel Angel Russo. Curiosamente, no se aplicaron los mismos criterios cuando la AFA decidió terminar la temporada al adjudicar las plazas en los torneos internacionales. Luego se contó la primera cita para la Copa de la Superliga, que fue interrumpida abruptamente por la pandemia.

Este formato, en el que los 24 equipos de la primera división se dividen en un grupo de póquer, permite un viaje de ida y vuelta que garantiza a cada club 10 partidos. El primero de cada zona juega las semifinales y los ganadores la final.

El gran premio es un pase a la Copa Libertadores, nada más y nada menos. Este es el lugar que regaló la Copa de la Superliga.

Este formato, planeado para el final del invierno, es ideal. ¿Y qué pasa si la curva de contagio no se aplana y todo se retrasa? Entonces hay dos posibilidades.

El plan B prevé el establecimiento de un torneo de 6 zonas con 4 y el plan C, 3 zonas con 8, y luego la eliminación directa.

Hay dos competiciones más que se definirán en la última parte del año: la Copa Argentina y la Supercopa Argentina, el duelo en el que el campeón de la Superliga 2018/2019 (carrera) se enfrentará al ganador de la Copa Argentina 2019 (río). La idea es que el clásico más antiguo del fútbol nacional sea el primer juego después de la cuarentena. No parece fácil, teniendo en cuenta que está en juego un título. Ni Marcelo Gallardo ni Sebastián Beccacece quieren ser expuestos de inmediato.

“La Copa Argentina se puede jugar en tres meses”, dijeron a nuestras fuentes desde la empresa organizadora, que quiere que se juegue sí o no. Se ha invertido mucho y la pantalla está esperando que vuelva.

¿Y qué pasará con el ascenso? Aunque la AFA insiste en la premisa de que “los juegos se definen en el campo”, todo está sujeto a la definición del TAS (Tribunal de Arbitraje para el Deporte) a petición de San Martín. En el caso del trato preferencial de los tucumanos, no sólo se verá afectado el Primer Nacional, sino que también habrá movimientos en las demás categorías. Y mucho ruido.