Skip to content

El drama de la ciclista argentina que fue inyectada con drogas por su entrenador

Paula Quirós fue suspendida provisionalmente por cuatro años después de dar positivo en un control de dopaje. Según ella, su entrenador confesó haberle dado EPO sin su conocimiento.

El drama de la ciclista argentina que fue inyectada con drogas por su entrenador

El drama de la ciclista argentina que fue inyectada con drogas por su entrenador

Una verdadera pesadilla es experimentada por la ciclista Paula Quirós El misionero, 52º en la clasificación mundial de mountain bike, ha sido suspendido temporalmente durante cuatro años por la Unión Ciclista Internacional por dar positivo en la prueba de eritropoyetina (EPO) durante una carrera en Brasil en marzo, antes de ser detenido por la pandemia de coronavirus. Según la atleta, su ex entrenador Ignacio Gili confesó que le inyectó la sustancia en enero sin su conocimiento.

“Me siento muy mal, esto ha arruinado mi carrera. El daño está hecho, confié en él. Ahora los abogados se encargarán de ello”, dijo Quirós, de 31 años, en una entrevista con el periódico misionero El Territorio.

La ciclista ya ha enviado su declaración al tribunal disciplinario de la UCI, que incluye el testimonio de Gili, que asumió la culpa por el suministro de la droga prohibida, y pidió que se levantara la sentencia o al menos se redujera a un mínimo de tiempo.

“Ya he completado mi liberación y estoy esperando que esta confesión de Ignacio, que se ha ocupado de todo, sea considerada válida. Se dio cuenta de que era su responsabilidad y su error”, dijo el atleta.

Quirós recibió un correo electrónico de la UCI el martes pasado informándole que dio positivo en la prueba de EPO en una carrera celebrada durante la Copa Internacional de Bicicleta de Montaña en Araxá, Brasil, donde terminó en segundo lugar. La noticia los tomó por sorpresa, y su primera reacción fue pedir el análisis de la muestra B para probar que el resultado de la primera prueba era erróneo.

Cuando estaba a punto de hacerlo, Gili -con quien había roto su relación profesional poco antes, después de cuatro años de trabajo conjunto, y con quien ya no tenía ninguna comunicación- le envió algunos audios explicándole que le había inyectado la sustancia sin que ella lo supiera.

“Todavía no puedo creerlo. Dice que me puso esto cuando fuimos a Santa María, Katamarca, a un campamento en las tierras altas en enero. Me puso una inyección que se suponía que era de hierro y vitamina B12”, dijo la misionera, quien dijo que se había sometido a varias pruebas durante el año pasado, todas con resultados negativos.

“Ahora Gili me escribe todo el tiempo, pero ya no le contesto. Me envía mensajes y audios que me perdona, que me ha arruinado la vida, que se ocupará de todo, pero el daño ya está hecho. ¿Qué hago ahora? ¿Cómo empiezo de nuevo? Porque será mi nombre, el nombre de mi familia, y no todos sabrán la verdadera historia. Es muy grave”, añadió.

El golpe fue duro. No sólo para Quirós, que es consciente de que una condena, aunque termine siendo inferior a los cuatro años que habría recibido por consumo voluntario, no le deja prácticamente ninguna posibilidad de clasificarse para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se celebrarán el año próximo.

También para su familia, de reconocida trayectoria en el ciclista y misionero argentino. Además, su padre Jorge es el presidente de la Federación de Bicicletas de Montaña de su provincia. Carmen Hobecker, su madre, escribió una carta abierta en Facebook, informando sobre el difícil momento que viven.

“La gente cercana a ti, la familia, los amigos, saben la verdad. No necesito explicar nuestros valores, nuestro honor, la naturaleza de la familia. Tampoco necesito explicar los valores de Paula, porque es una buena mujer que puede y se defiende. Siempre lo ha hecho. Honesto, persistente, reservado, modesto. Con lo que vive, no hay nada más que saber sobre el ciclismo. Ya ha pasado por todo, incluso por la cosa más humillante que puede pasarle a un hombre de honor. Está abrumada por la confianza”, dijo Hobecker.

La atleta dijo que cerró sus redes sociales porque no quería leer lo que la gente escribía sobre ellas, al menos hasta que el tribunal de la UCI tomara una decisión final.

Quirós, la atleta argentina con el mejor ranking mundial en su disciplina, confirmó que después de escuchar su caso recibió el apoyo y el asesoramiento de la Federación Argentina de Bicicleta de Montaña (Facimo) y de las autoridades deportivas de su ciudad, Misiones y Apóstoles.

Ahora que ha sido liberada, el misionero sólo puede esperar que la unidad de cuidados intensivos tenga en cuenta los detalles de su situación y el hecho de que ha usado la droga involuntariamente en su decisión.

“Lo más probable es que me suspendan y debemos esperar que sea mínimo, pero eso depende del tribunal. Y si ese es el caso, perderé todo, los resultados, la beca, todo… No puedo correr, nada. El daño está hecho”, dijo.

FK