Skip to content

Ratifican que la Libertadores y la Sudamericana se jugarán “aunque sea en diciembre o enero”

- Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol confirmó que repartirán 200.000 dólares a cada asociación para pruebas de coronavirus.

Ratifican que la Libertadores y la Sudamericana se jugarán

Ratifican que la Libertadores y la Sudamericana se jugarán "aunque sea en diciembre o enero"

Alejandro Domínguez, Presidente de la Conmebol, confirmó enfáticamente que la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana se llevarán a cabo a pesar de los aplazamientos causados por la pandemia del coronavirus. Aunque todavía no hay fechas, el líder dio garantías. “Jugarán al final y los partidos de clasificación se jugarán teniendo en cuenta los ciclos del virus”, dijo.

“No hay prisa, porque la prioridad es la salud. En algún momento empezaremos a hacerlo. Si tiene que ser tocada el 30 de diciembre o en los primeros días de enero, lo haremos. Haremos que el horario sea flexible. Es importante respetar la salud y la política de cada país. Pero en Uruguay, Paraguay o Perú, donde se ha fijado una fecha para el regreso del fútbol, hay una luz de esperanza”, dijo el paraguayo.  

“No tengo datos preliminares porque el virus está todavía en desarrollo. En junio, julio y tal vez agosto no podemos volver a la actividad futbolística internacional. Esperemos que el comportamiento agresivo disminuya y cuando se reanuden las actividades normales en los países, este protocolo, que hemos presentado a cada asociación de la Conmebol, nos permitirá reactivar el fútbol en los últimos meses del año”, declaró en la Oral Deportiva de Radio Rivadavia.

“Tomamos un descanso, pero volveremos. Para decirlo sin rodeos, el fútbol está volviendo y respeta los tiempos y las políticas que se aplican en cada país. Fue un paso muy duro, pero no dejó mucho espacio para la duda. Había que tomar decisiones y se tomaron”, subrayó Domínguez.

“El coronavirus es un enemigo que no conocemos. Tienes que tener fuerza y convicción. Hemos estudiado el virus en otras partes del mundo. En la Conmebol, tenemos un equipo científico que está siguiendo lo que pasó en cada país. En los 10 países de América del Sur tiene un ciclo, tenemos que entenderlo y prepararnos para lo peor esperando lo mejor”, añadió.

Y reconoció la posibilidad de que los equipos viajen entre países en vuelos charter con peticiones diplomáticas. “Esta es la propuesta que hemos hecho para que los equipos puedan trasladarse de un país a otro con arreglo al protocolo anterior cuando no estén en cuarentena”, explicó.

“Cada país ha adoptado una política, cada país también tiene su propia geografía, lo que hace que la propagación del virus sea difícil o vulnerable. Hoy lo sabemos un poco más claramente, sin despertar falsas expectativas, porque vemos que las cosas están volviendo a la normalidad en Europa. El virus tiene un comportamiento agresivo, pero luego disminuye… Esperaremos hasta agosto para volver a las actividades normales”, se atrevió el líder.

Domínguez también explicó cómo espera establecer el nuevo calendario para las rondas clasificatorias. “Es el estilo propio de la FIFA, no podemos cambiarlo unilateralmente. Sólo la FIFA puede modificarlo, y también están estudiando el desarrollo del continente. Pero no será un problema cambiarlos si es necesario”, dijo.

Un problema de este escenario de aeropuertos cerrados a los vuelos comerciales son las complicaciones que los equipos pueden tener cuando llaman a sus jugadores desde el extranjero. “Estamos poniendo un protocolo porque los equipos tienen que presentarse en otros países. Estamos hablando de jugadores de otros continentes. Aquí los traslados se harán por flete, el problema es cuando tienen que venir a Sudamérica desde otro continente. En diez días tenemos otra reunión con el presidente y analizaremos cómo proceder con las rondas clasificatorias”, dijo.

La final de la Copa Libertadores se celebraría en el Maracaná. ¿Se mantendrá a pesar del hecho de que el virus se ha extendido en Brasil? “Es todo un tema. Tenemos que analizar a fondo cómo se está desarrollando en cada país. Queremos que se toque en Sudamérica. Hubo algunas excepciones”, respondió, dejando a uno dudoso.

También dijo que la institución cubriría parte del costo de las pruebas de Covid-19. “Este es un problema extraordinario, y sobre esta base, en la Conmebol hemos decidido hacer esfuerzos para reducir los gastos de otros compromisos, que no serán posibles debido a este calendario. Este dinero será entonces redirigido hacia la reanudación del fútbol. En la Conmebol hemos tomado la decisión de asignar 2.000.000 de dólares para las pruebas, repartidos en 10 países”, dijo.