Skip to content

Roger Federer: “No estoy entrenando porque no veo una razón para hacerlo ahora mismo”

El suizo contó cómo pasó su cuarentena en una videoconferencia con el brasileño Gustavo Kuerten.

23 mayo, 2020
Roger Federer:

Roger Federer: "No estoy entrenando porque no veo una razón para hacerlo ahora mismo"

El suizo Roger Federer, ex número uno del mundo y actualmente número 4 en el ranking de la ATP, anunció el sábado que no está entrenando debido a la suspensión de las competiciones de tenis por la pandemia de coronavirus y no sabe exactamente cuándo volverá a la pista. El suizo se enfrentará a Novak Djokovic y Rafael Nadal, 1 y 2 del Planeta, que ya han reanudado su entrenamiento.

“No entreno porque no veo ninguna razón para hacerlo en este momento”, admitió Federer en una videollamada con su amigo brasileño Gustavo Kuerten, otro ex número uno del mundo, a quien apoyó en un proyecto solidario para recaudar fondos para ayudar a 35.000 familias brasileñas en riesgo de exclusión.

“Estoy físicamente bien y creo que pasará mucho tiempo antes de que podamos competir de nuevo. Es importante que descanse bien ahora, no extraño mucho el tenis, pero cuando estemos a punto de volver y tenga una meta para entrenar, estaré súper motivado”, agregó Federer, quien dijo que no había pasado mucho tiempo en casa desde su operación en 2016.

“Fue un gran momento para toda la familia, tuvimos la suerte de estar sanos y nuestra familia y amigos están bien. A veces nos volvemos locos cuando pasamos tanto tiempo juntos en casa, pero eso es normal”, dijo Federer, padre de dos pares de gemelos, a Kuerten.

El de 38 años estaba en contra de un regreso al tenis sin público.

“No me imagino compitiendo en un estadio vacío, no puedo hacerlo, y espero que nunca llegue a eso. Aunque no haya gente entrenando, la competencia es muy diferente. Está claro que esta posibilidad es factible, pero creo que podríamos esperar el momento adecuado para volver en las mejores condiciones, con al menos un tercio del estadio totalmente ocupado. Sería muy difícil para mí jugar torneos importantes a puerta cerrada”, explicó Federer.