Skip to content

Tour de Francia 2020: tras el abandono de Egan Bernal, Colombia celebró con Superman López

El ciclista americano hizo la 17ª etapa en los Alpes y avanzó al tercer lugar de la clasificación general.

Tour de Francia 2020: tras el abandono de Egan Bernal, Colombia celebró con Superman López

Tour de Francia 2020: tras el abandono de Egan Bernal, Colombia celebró con Superman López

“Superman” López ya había brillado en la Vuelta a España y el Giro de Italia. Pero en el Col de la Loze, en los Alpes del Tour de Francia, el colombiano obtuvo su más prestigiosa victoria en la etapa real de la carrera más legendaria. Fue el día en que su compatriota Egan Bernal, el último ganador de la carrera de bicicleta de carretera más importante del mundo, abandonó la carrera.

El nombre de Miguel Ángel López quedará grabado para siempre en su estrecha carretera, una montaña rusa con subidas brutales, con rampas que clavaban la bici en el flamante asfalto y donde había que volar para derribar los kilómetros y a los dos eslovenos que habían corrido la carrera.

“Es la victoria de mi vida”, dijo López al cruzar la línea de meta del Col de la Loze en la etapa 17, su cuarta victoria en una vuelta importante. “Pero esto es lo más importante: el Tour es el Tour.

El día fue brillante para el ciclista de 26 años. Triunfó en el escenario principal, dobló el brazo de los obstinados Primoz Roglic y Tadej Pogacar y terminó tercero en la clasificación general.

El corredor del Astana, que anteriormente se había quejado de la dificultad del ataque dado el alto ritmo del equipo de cabeza, esperó a que el camino se hiciera tan empinado que anulara cualquier táctica colectiva, dejando a los ciclistas desnudos frente a la montaña, solos con su fuerza y casi sin oxígeno, más allá de los 2.000 metros, las alturas donde “Superman” se siente “en casa”.

El colombiano lo repitió varias veces. En los últimos días su cuerpo se sintió mejor, y cuando los Alpes colgaban de las nubes, escuchó la voz de su instinto, la misma que hizo su nombre en el tren, la misma que lamentó no poder seguir hasta ahora, amortiguada en el ritmo frenético de esta gira de la pandemia.

Ya había advertido el día anterior, el primer día de los Alpes, pero su último ataque no fue suficiente para empujar a los eslovenos de sus bicicletas.

El segundo día su hacha fue aún más mortal. En una montaña que el director de la gira, Christian Prudhomme, llamó “el paso del siglo XXI”, López demostró que es capaz de vencer cualquier competencia en su hábitat.

“Ganar de esta manera es algo muy importante, llenarte de grandeza y motivación, es algo que merecemos. Trabajé mucho en casa y no fue fácil. Fue un día hermoso”, dijo.

La victoria también despertó a la máquina de los sueños. López vino al circuito para ver la carrera, pero también para ver los galones que tenía en el podio de la Vuelta y el Giro. Ahora todo es posible.

“En mi primera gira tuve que ir poco a poco. Estar en el podio de la Vuelta y el Giro me dio una oportunidad, pero no quería ninguna presión, quería disfrutarla. Ahora tenemos la oportunidad de subir al podio”, dijo.

“Superman” está a 1,26 minutos del líder, pero la amenaza ha quedado atrás porque no hay etapa de montaña en los Alpes donde se escalan cinco pasos, y para la última contrarreloj del sábado en La Planches des Belles Filles.

tiene una ventaja de 1,39m39 sobre el veterano australiano Richie Porte, que teóricamente es mejor en la contrarreloj, y 1,48m sobre el corredor británico Adam Yates.

Rigoberto Urán, que terminó tercero, perdió casi 2 minutos en la llegada y ahora está 1,58 minutos detrás de “Superman”, tres segundos por delante del español Mikel Landa.

López ahora siente todo el peso de Colombia. Dio la única alegría en un día que comenzó con el abandono por parte de Bernal del ganador saliente, que ya no podía soportar competir por la renovación del título y ni siquiera se subió a su bicicleta.

Luego vino el fallecimiento de Nairo Quintana, quien no pudo superar las consecuencias de sus tres caídas, y en las primeras rampas de la col de la Magdalena finalmente se rindió para terminar a más de 25 minutos, alejándolo de cualquier posición digna de su pedigrí.

“Fue uno de los días más difíciles de mi vida”, dijo el jinete nacido en Boyacá después de cruzar la línea de meta, señalando que no se retiraría antes de su llegada a París.

Y Urán tuvo que contentarse con salvar los muebles, ya que no pudo seguir a los mejores en las rampas más duras de la Loze, para finalmente ceder su tercer lugar en la clasificación general.

“Fue una etapa muy dura hoy y la última parte de la subida fue complicada, pero hice lo que siempre hago e intenté hacerlo lo mejor posible hasta el final”, dijo el ciclista de Education First.

“Perdimos bastante tiempo, pero seguiremos luchando hasta el final como siempre. Mañana será otra etapa difícil, todo puede cambiar de nuevo. Debo intentar recuperarme y darlo todo de nuevo”, añadió.

Por Luis Miguel Pascual, de la Agencia EFE