Skip to content

17 de octubre y la economía: en 75 años, Argentina pasó de superar el 162% del PIB per cápita de América Latina a casi igualar el promedio regional

En un hilo de tweets en la red social, Esteban Domecq, socio de la consultora Invecq, describió en varios comentarios y gráficos muy elaborados el cambio de rumbo que hace tres cuartos de siglo tomó la economía argentina

17 de octubre y la economía: en 75 años, Argentina pasó de superar el 162% del PIB per cápita de América Latina a casi igualar el promedio regional

17 de octubre y la economía: en 75 años, Argentina pasó de superar el 162% del PIB per cápita de América Latina a casi igualar el promedio regional

Con una lujosa presentación gráfica y estadística, datos históricos e internacionales, incluyendo los trabajos de Angus Maddison, uno de los mayores historiadores cuantitativos de la economía mundial, el economista Esteban Domecq, socio de la consultora Invecq, probó una revisión de la economía argentina 75 años después del 17 de octubre de 1945, es decir, el surgimiento y la influencia del peronismo, en un hilo de la red social Twitter.

“A principios de 1900, la Argentina era uno de los países más ricos del mundo y, con mucho, el más rico de la región, con un ingreso per cápita 200% más alto que el promedio regional. Un argentino ganó tres veces más que un latinoamericano. Le siguieron Uruguay +79% y Chile +50%”, dijo el experto en su primer tweet, que acompañó con un gráfico muy elaborado que también muestra que a principios del siglo XX la diferencia de riqueza a favor de la Argentina en relación con el promedio latinoamericano era aún más pronunciada que en 1945.

Un segundo dígito informó de este ligero y relativo descenso en relación con el barrio. “A pesar de los violentos conflictos internacionales (guerras mundiales y el colapso de 1929) y la inestabilidad política local, la supremacía de Argentina continuó en la década de 1940, con el ingreso promedio de los argentinos todavía 162% más alto que el de la región”, dijo el economista, agregando una tabla que muestra la posición de Argentina en los rankings mundiales de países según el PIB per cápita: séptimo en 1900, quinto en 1910, 1920 y 1930, y séptimo nuevamente en 1940. Los únicos países de América Latina que lograron ascender entre las 30 principales economías del mundo en ese momento fueron Uruguay, Chile, Cuba y Costa Rica, México, que fue el último de los 30 países en las primeras décadas del siglo, y Colombia sólo a partir de la década de 1940.

“A partir de entonces, la Argentina comenzó un marcado declive económico relativo, con una caída del ingreso per cápita de +162% a mediados de siglo a +101% en los años 70 a apenas +37% en la actualidad en relación con el promedio regional”, dijo más tarde Domecq, refiriéndose al período de las dos primeras presidencias peronistas y la tercera en los años 70.

Mientras tanto, continuó: “Chile y Uruguay pudieron mantener un nivel similar con un marcado vaivén, y hoy ya superan a la Argentina con ingresos per cápita que están +57% y +46% por encima del promedio regional. Es importante destacar el sprint chileno, que ha pasado de -13% en 1975 a +50% en la actualidad”.

Por supuesto, los países del Cono Sur no fueron los que primero descontaron las diferencias y luego cruzaron la línea de la economía argentina. “En lo que respecta a los países atrasados, cabe mencionar el proceso de recuperación del Brasil, que pasó de -65% a -1% en un siglo. Colombia está cerca del promedio. Perú ha tenido tres décadas de ensueño (de -51% a -15%) y Venezuela pasó del paraíso petrolero de los 70 +87% al infierno chavista -4%”, dijo Domecq.

Después de estos tweets, siempre acompañados de elaboraciones gráficas muy coloridas, Domecq señaló que “la Argentina hoy en día ya no es la envidia de la región, y mucho menos del mundo, ya que es un país de ingresos medios, pero está en una clara tendencia a la baja. Por el contrario, se ha convertido en un ejemplo de degradación socioeconómica y de todo lo que un país no debería hacer”.

“Qué hemos ganado desde aquel 17 de octubre de 1945”, preguntó en el poste de cierre. “Nunca habrá un consenso sobre eso, y el debate sería interminable. Lo que está claro es que si no se invierte esta tendencia, la pobreza en la Argentina seguirá aumentando y pronto nos convertiremos en el país más pobre de la región”.