Skip to content

En medio del boom del dólar, el gobierno anunció un proyecto de ley para fomentar el ahorro y la inversión en pesos

El Ejecutivo trata de ampliar las exenciones del impuesto sobre la renta y el impuesto sobre los bienes personales para los activos de inversión financiera en moneda nacional a fin de promover el ahorro y desarrollar el mercado de capital y de crédito

En medio del boom del dólar, el gobierno anunció un proyecto de ley para fomentar el ahorro y la inversión en pesos

En medio del boom del dólar, el gobierno anunció un proyecto de ley para fomentar el ahorro y la inversión en pesos

El gobierno presentará al Congreso un proyecto de ley para fomentar el ahorro y la inversión en pesos en el contexto de una tensión cambiaria que ha socavado las reservas del Banco Central. El Ministerio de Economía, encabezado por Martín Guzmán, propone ampliar las exenciones de impuestos sobre las ganancias y los bienes personales para los activos financieros en moneda local, con el fin de fomentar el ahorro en moneda local y desarrollar el mercado de capitales y crédito.

El decreto establece la exención del impuesto a las ganancias por los intereses de los depósitos en pesos con una cláusula de ajuste, como vencimientos fijos de UVA, y el rendimiento de las inversiones en instrumentos emitidos en moneda local, a fin de fomentar la inversión productiva.

El proyecto de ley propone una cláusula antielusión que establece un período mínimo de permanencia de los bienes en posesión hereditaria para poder acceder a las exenciones de bienes personales (75% del número de días por año)

También prevé la exención en bienes personales para las obligaciones negociables (ON) emitidas por empresas argentinas; instrumentos emitidos en moneda local y destinados a la inversión productiva y la participación en fondos de inversión comunes y fideicomisos financieros que invierten principalmente en activos exentos de impuestos (75%).

Por otra parte, el proyecto de ley propone una cláusula antielusión, que establece una duración mínima de la permanencia de los bienes en el patrimonio para poder acceder a las exenciones de bienes personales (75% del número de días por año).

La disposición prevé la exención del impuesto sobre la renta de los intereses de los depósitos en pesos con una cláusula de ajuste como UVAs con vencimientos fijos; y el rendimiento de las colocaciones en instrumentos emitidos en moneda nacional para fomentar la inversión productiva

El proyecto oficial para estimular el ahorro en pesos fue anunciado al final de un viernes cuando cerró el dólar libre y lo ofreció a la venta en un reducido comercio informal en $178 . Alcanzó un nuevo máximo de siete pesos (+4,1%), mientras que la brecha cambiaria con el mercado mayorista oficial se amplió al 129,6%.

“Queremos dar opciones de ahorro en alternativas distintas a los dólares”, el presidente Alberto Fernández había indicado a los empresarios que asistían al coloquio de IDEA esta semana.

Durante el año 2020, el dólar oficial subió un 29,4 por ciento, unos seis puntos por encima de la tasa de inflación, que fue del 22,3 por ciento entre enero y septiembre de este año, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Sin embargo, sobre una base anual, el precio del dólar oficial subió un 32,8% desde las 58,35 pesos del 16 de octubre del año pasado, menos que la tasa de inflación del 36,6% en doce meses.

Las tensiones del tipo de cambio también se hicieron evidentes en las citas alternativas. Con un dólar a la venta a 178 pesos y una liquidación en efectivo en la región de 167,37 pesos, la brecha del tipo de cambio se mantiene en un nivel no visto desde 1989.

Durante la semana, la Autoridad Monetaria registró una pérdida de reservas de 248 millones de dólares, que se eleva a 593 millones de dólares si se cuentan todos los días de octubre.

La Junta del Banco Central publicó ayer una serie de medidas para tratar de calmar el frente cambiario. Lo que se produjo fue una serie de pequeños cambios en los tipos de interés, condiciones para la colocación de liquidez por parte de los bancos y normas más estrictas para el pago de importaciones.