Skip to content

El Conte Grand de San Juan fue denunciado por hacer un caso y el espionaje ilegal

El fiscal de Lomas de Zamora lo acusa de haber iniciado procedimientos judiciales con fines políticos o de haber generado casos para procesar a funcionarios.

El Conte Grand de San Juan fue denunciado por hacer un caso y el espionaje ilegal

El Conte Grand de San Juan fue denunciado por hacer un caso y el espionaje ilegal

El Procurador General de la Nación de Lomas de Zamora, Enrique Bernardo Ferrari, presentó una denuncia ante el Juez Federal Federico Villena contra el Procurador General de la Nación de Buenos Aires, Julio Conte Grand, y otros jueces y fiscales de Buenos Aires por haber iniciado procedimientos judiciales por motivos políticos o haber creado causas para procesar a funcionarios públicos, sindicalistas, jueces y funcionarios judiciales.

En su escrito de seis páginas al que tuvo acceso Infobae, el juez Villena de Ferrari señaló que él y otros jueces de Buenos Aires ya habían presentado nueve denuncias por supuestas irregularidades ante la Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires. El juez federal de Lomas de Zamora es el mismo que investiga el espionaje ilegal de los miembros de la Agencia Federal de Investigación (AFI) durante el gobierno de Macri, caso por el que Pablo Moyano, uno de los supuestos espías, fue declarado el lunes por el Fiscal General de Lomas, quien también se refirió al Conte Grand.

La queja de Ferrari va en la misma dirección. Preguntó el Fiscal General de Lomas en la denuncia a Villena, que está investigando una supuesta red diseñada por el Conte Grand y aceitada por el Subprocurador General Sebastián Scalera, también de Lomas, y “vinculada por su irregular y abusiva actuación funcional”.

Según Ferrari, Scalera, el Fiscal Pablo Rossi y sus respectivos secretarios, a través de la Unidad de Coordinación de Delincuencia Compleja y Crimen Organizado de la Fiscalía General de la Nación de Lomas de Zamora, han “iniciado investigaciones con el fin de dirigirlas hacia sus intereses políticos y/o generar IPP(-casos) con el fin de perseguir a políticos, sindicalistas, jueces y funcionarios” bajo la doctrina de “Lawfare”. Y que los agentes del servicio secreto participaron en estas maniobras de manera “al menos irregular”.

Estos hechos ya habían sido denunciados por los jueces garantes de esta jurisdicción, Luis Carzoglio y Gabriel Vitale, quienes finalmente tuvieron en sus manos, por ejemplo, el caso que investigaba un supuesto vínculo ilegal entre Hugo y Pablo Moyano y los bares de Independiente para mantener el dinero lejos del Club de Avellaneda. Scalera fue quien en octubre de 2018 solicitó la detención del Vicepresidente de Independiente, lo que fue rechazado por Carzoglio por ser inconsistente.

Ferrari, en su denuncia a Villena, advirtió que Sebastián Scalera, Pablo Rossi y sus secretarios estaban apareciendo “particularmente” y prestando especial atención a su supuesta relación con los espías. “La Unidad de Coordinación de Delincuencia Compleja y Crimen Organizado de la Fiscalía General de la Nación en Lomas de Zamora recibió a funcionarios de la AFI y de los servicios de inteligencia, así como del Ministerio de Seguridad Nacional”. Por ello, tal y como declaró el Fiscal General de Lomas, el 26 de febrero, mediante la resolución 4/20, disolvió la unidad en cuestión y decidió redistribuir los casos “entre los fiscales naturales que se hubieran encargado de llevar a cabo dichas investigaciones”, dijo Ferrarri, con la idea de “hacer transparente el trabajo diario”.

Ferrari señaló que Juan Sebastián de Stéfano, ex director de asuntos legales de la AFI, fue uno de los agentes acusados por el juez Luis Carzoglio de presionar para arrestar a Pablo Moyano. “Carzoglio dijo al público que lo visitaron el jefe del departamento legal de la AFI, Juan Sebastián de Stéfano, y el funcionario de impuestos Fernando Di Pasquale. El presidente está obsesionado con Pablo Moyano”, le dijeron en su oficina. ¿Qué es lo que quieres?

Los titulares de la AFI admitieron ante la comisión bicameral del Congreso que habían enviado a sus agentes. “Los agentes eran de la Fiscalía de Lomas de Zamora, como lo denunció el juez Carzoglio”, advirtió Ferrari en su denuncia.

Ferrari presentó su denuncia ante el Juzgado Federal 2 de Lomas de Zamora, donde también se investiga el espionaje ilegal contra funcionarios y sindicalistas durante el gobierno de Mauricio Macri (Nicolás Stulberg)

Según la información proporcionada por el Fiscal General de Lomas Villena, De Stéfano y Di Pasquale eran agentes de la AFI, “asociado al Presidente (sic) de Boca Juniors”, y de Fernando “El Chino” Cornes, de la sección de inteligencia del Ministerio de Seguridad, quien está asociado a “Gerardo Millman”, quien fue Viceministro de Seguridad durante el mandato de Patricia Bullrich y es también socio del abogado de Pablo “Bebote” Álvarez, uno de los detenidos y “arrepentido”, quien proporcionó información para la detención