Skip to content

El gobierno no pagó los intereses de los bonos y Argentina entró oficialmente en mora

- El Ministro de Economía Martín Guzmán dijo que el diálogo iba por buen camino, pero los acreedores dijeron que las negociaciones no habían comenzado.

22 mayo, 2020
El gobierno no pagó los intereses de los bonos y Argentina entró oficialmente en mora

El gobierno no pagó los intereses de los bonos y Argentina entró oficialmente en mora

El final fue cantado. Como era de esperar y como lo planteó extraoficialmente el propio gobierno, Argentina no ha pagado los 503 millones de dólares en intereses de los bonos globales que vencen hoy y está técnicamente en mora. No habrá ninguna declaración oficial del soberano, como ocurrió durante la presidencia de Adolfo Rodríguez Saá a finales de 2001, pero la omisión ya es un hecho.

Según una fuente oficial, la próxima semana habrá una comunicación del fiduciario de los bonos a los tenedores, advirtiéndoles del impago en los plazos previstos en el prospecto del título, como ocurrió en el caso de la Provincia de Buenos Aires. Dado que el lunes es un día festivo, el aviso se emitirá sin duda el martes 26

El Gobierno y los acreedores acordaron subrayar que, dado que las partes están negociando, aunque sin un diálogo fluido, esta falta de pago no es grave, ya que puede modificarse rápidamente si se llega a un acuerdo de intercambio con poca antelación.

Sin embargo, la Asociación de Comerciantes de Mercados Emergentes (EMTA) ya declaró esta tarde que los bonos del gobierno deben ser negociados “planos” debido a la insolvencia.

De hecho, el embajador de Argentina ante el gobierno de EE.UU., Jorge Argüello, confirmó en una carta al comienzo del día que no se pagaría el vencimiento de hoy, pero que el diálogo con los acreedores privados continuaría por lo menos durante 10 días.

En este contexto, Gabriel Torres, jefe del Departamento de Estrategia Soberana de Moody’s, dijo en Nueva York que “el gobierno argentino ha incumplido hoy un pago de intereses de 503 millones de dólares que vencía originalmente el 22 de abril tras un período de gracia de 30 días. Este incumplimiento está en consonancia con la opinión de Moody’s sobre la solvencia de los soberanos, que, como se refleja en nuestra actual calificación Ca, implica pérdidas sustanciales para los inversores. Mirando hacia el futuro, Moody’s cree que el panorama de la reestructuración de la deuda de Argentina es probable que se complique.

El calendario para la reestructuración de 66.500 millones de dólares de valores emitidos bajo leyes extranjeras ha sido nuevamente pospuesto, ahora hasta las 5 p.m. hora de Nueva York del 2 de junio inclusive, pero el mercado no descarta una nueva extensión, ya que “esto no puede ser negociado en seis días”, dijo a Infobae el representante de un importante fondo de inversión.

En economía, admiten que no ha habido diálogo con los tres comités de acreedores desde que se presentaron las contrapropuestas el viernes pasado, pero están trabajando en una nueva propuesta que es viable y cumple con los deseos de estos grupos. El equipo dirigido por Martín Guzmán está evaluando alternativas para mejorar el valor actual de la oferta sin violar los parámetros de sostenibilidad establecidos y aprobados por el Fondo Monetario Internacional.

“Sería mejor presentar una nueva oferta que ya está anclada por ciertos grupos de acreedores”, según una fuente oficial. Sin embargo, los acreedores sostienen que el gobierno necesita negociar los términos de la propuesta para asegurar una buena aceptación, ya que los diferentes grupos de tenedores de bonos tienen diferentes intereses.

Si las autoridades presentaran a la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) una enmienda a lo que ya se ha comunicado unilateralmente al gobierno sobre la base de los parámetros establecidos por los acreedores en sus respectivas ofertas, no se garantizaría el éxito por fuente de fondos. Hay una razón por la que los tres grupos han presentado diferentes propuestas.

Los tres comités de acreedores -ad hoc, comité de acreedores y tenedores de bonos argentinos- esperan reunirse en los próximos días, pero tienen la impresión de que el ministro Guzmán no ha cambiado su estrategia de negociación, que es precisamente no dialogar.

Fuente: Infobae

Más sobre este tema