Skip to content

El Gobierno preparó una nueva oferta para los tenedores de bonos y trata de llegar a un acuerdo

Esto fue acordado el fin de semana por el Presidente Alberto Fernández y el Ministro Martín Guzmán.

El Gobierno preparó una nueva oferta para los tenedores de bonos y trata de llegar a un acuerdo

El Gobierno preparó una nueva oferta para los tenedores de bonos y trata de llegar a un acuerdo

El presidente de

, Alberto Fernández, y el ministro Martín Guzmán acordaron este fin de semana los términos de una nueva oferta a los tenedores de bonos, que, según fuentes oficiales, no se modificará porque representa “el máximo esfuerzo” para llegar a un acuerdo que permita al gobierno salir de la insolvencia.

Por otra parte, según fuentes oficiales, tres ejecutivos (uno relacionado con los titulares de los bonos, otro de UBS representando a Gramercy y Fintech y un socio de un importante bufete de Nueva York) se acercaron al gobierno extraoficialmente con una oferta no oficial para acercar a los acreedores.

En Buenos Aires, afirman que Larry Fink, el CEO de BlackRock, estuvo personalmente involucrado en alcanzar un acuerdo.

Mientras tanto, el grupo ad hoc – al que pertenecen Blackrock y Ashmore – afirma que todavía está dispuesto a entablar un diálogo constructivo para llegar a un acuerdo, pero que no ha recibido ninguna notificación del gobierno.

El objetivo es que el gobierno “rompa el techo de cristal”, es decir, que tenga un 4 delante para pasar a un 5 que sería más alto que los 49,9 dólares de la última oferta formal, aunque no se conocen más detalles por el momento.

Como se ha señalado anteriormente, la cifra de consenso podría ser de unos 55 dólares, con garantías de una fuente del sector privado que participe en las negociaciones.

El Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien estaba en constante diálogo con los fondos de inversión pero siempre les decía que el negociador, como lo llamaba Fernández, era Guzmán, envió a su vez un mensaje a los acreedores. Massa les habría dicho que “dejen de tirar del hilo que está a punto de romperse”, en clara alusión a los sectores del gobierno que piden romper el diálogo y olvidar cualquier acuerdo.

El otro mensaje del Presidente de la Cámara de los Comunes habría sido que la idea es que “cada uno debe tomar su propio globo, pero el globo más grande pertenece al Presidente”, en otras palabras, que los negociadores de los tres comités deben permanecer satisfechos, sabiendo que el gobierno debe mostrar simultáneamente un cierre que lo cierre tanto financiera como políticamente.

En este contexto, la definición técnica que Guzmán y el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, ultimarán en los próximos días será crucial.

No se niega que aunque la oferta oficial sea mejor que la anterior, los fondos se quejarán de nuevo porque la consideran insuficiente, pero esto sería mejor que la situación de indiferencia, ya que la economía presentó su oferta de 49,9 dólares y los comités ad hoc y de la bolsa declararon que el gobierno no busca una solución, sino lo contrario.

Inmediatamente dejaron claro que, de ser necesario, utilizarían todos los medios legales a su disposición para hacer valer sus derechos. Es decir, la posible aceleración de la deuda y la presentación de una demanda en los tribunales de Nueva York.

Al mismo tiempo, informaron a BlackRock que tenían la intención de obtener la misma protección legal que los titulares de los bonos de 2005, con un pagaré más fuerte que el de 2016, una cláusula pari passu reforzada -según la interpretación del juez Thomas Griesa y otros tribunales de los Estados Unidos- y la posibilidad de acceder a otros bienes embargables si el país no cumple con el acuerdo.

Algunos de estos requisitos, que son casi imposibles de cumplir para un gobierno, pueden cambiar si el gobierno hace una nueva propuesta con un valor nominal más alto.

Mientras tanto, se espera que el gobierno no pague dos vencimientos más (del siglo y del descuento) esta semana y que la situación de incumplimiento que comenzó el 22 de mayo se profundice.

Hoy se espera pagar 100 millones de dólares del bono a 100 años emitido en 2017 y el miércoles 570 millones de dólares del descuento del canje de 2005. El gobierno dijo que no les pagaría.

Fuente: Infobae