Skip to content

Finalmente, Alberto Fernández no viajará al Chaco

La visita estaba programada para este martes.

Finalmente, Alberto Fernández no viajará al Chaco

Finalmente, Alberto Fernández no viajará al Chaco

Jorge Capitanich anunció el domingo que Alberto Fernández viajará a la Provincia del Chaco el martes, una forma de mostrar su apoyo en vista de la dura situación que la provincia está enfrentando con respecto a la pandemia. Sin embargo, Casa Rosada nunca confirmó la visita e incluso anunció que el propio presidente era consciente de que el viaje desencadenaría fuertes críticas en las áreas de la AMBA donde se espera que la cuarentena sea más restrictiva de nuevo.

Fernández y Capitanich mantendrán un diálogo por videoconferencia, durante el cual evaluarán “el plan de acción a implementar en el Chaco en las próximas semanas” con el desarrollo de “contenidos e indicadores de salud” locales, según el comunicado oficial del gobierno nacional.

En la mañana, el Presidente del Chaco anunció que había ofrecido una visita restringida al aeropuerto con acceso limitado y asistencia reducida. “Se instalará allí una sala de situación, ya que esta zona está junto a las oficinas de la Protección Civil, que hoy se ha transformado en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), y los periodistas tampoco tendrán acceso, pero seguirán la reunión por streaming”, dijeron cerca del Capitanich e insistieron en que la visita siga teniendo lugar. Incluso indicaron que el equipo de avanzada presidencial ya estaba en la provincia.

No fue hasta cerca del mediodía que el Presidente logró hablar con el Gobernador y explicarle por qué esto no era apropiado para ninguno de los dos. Fernández fue severamente criticado en las redes sociales incluso sin su confirmación. No sólo porque hace casi diez días publicó un comunicado de su equipo médico en el que decidió que no podía salir de la Residencia Presidencia en Olivos, sino porque el viernes pasado, cuando anunció la nueva cuarentena, él mismo dijo que “nosotros en el AMBA llevamos el virus dentro de nosotros”.

Es cierto que también hay una propagación local en el Chaco. En este caso, el presidente y su equipo tendrían la oportunidad de traer el virus de esta provincia al AMBA, que es exactamente lo que la gente de la ciudad de Buenos Aires y los 24 distritos del área metropolitana están pidiendo, a saber, no moverse de un lugar a otro. Aunque la nueva etapa comenzará oficialmente el miércoles, no fue una buena noticia que el presidente utilizara las horas previas para viajar al otro distrito de luz roja de la pandemia en Argentina.

La provincia de NEA está en una situación sanitaria difícil, pero también en una situación política. El intendente de Resistencia es un peronista, pero de una línea diferente a la del gobernador, y tiene una coexistencia muy conflictiva. El Ministerio de Salud de la nación, que había enviado equipos de apoyo en las últimas semanas, ha hecho una evaluación negativa con resultados negativos.

En un espíritu de cooperación, Fernández acordó enviar mañana a la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, para participar con un grupo de especialistas en enfermedades infecciosas, con el objetivo de “coordinar acciones operativas complementarias en el área”, como se explica en el comunicado oficial.

“La detección, el aislamiento y la atención, son las premisas esenciales de la estrategia que se está implementando actualmente en la provincia en colaboración con el estado nacional”, se insertó en el texto, reconociendo que la charla virtual que Fernández y Capitanich tendrán mañana para “analizar la situación de salud relacionada con la pandemia a través de COVID-19 ″ y “avanzar en la implementación de un programa de fortalecimiento de las actividades preventivas y de atención médica”.

Fuera del AMBA, el Chaco es la provincia con más infecciones confirmadas -1930- y más muertes -47-, lejos de las demás. El siguiente mayor número de casos es el de Río Negro con 825 casos confirmados y 6 muertes. Córdoba, que comenzó muy alto, tiene ahora 635 casos confirmados y 5 muertes, mientras que Neuquén tiene 443 casos confirmados y 12 muertes.