Skip to content

Otras 161 personas murieron y 10.561 fueron diagnosticadas con el coronavirus en el país

Esto eleva a 26.267 el número de muertes y 989.680 los infectados desde el comienzo de la pandemia.

Otras 161 personas murieron y 10.561 fueron diagnosticadas con el coronavirus en el país

Otras 161 personas murieron y 10.561 fueron diagnosticadas con el coronavirus en el país

El Ministerio de Salud de la nación anunció este domingo que se han registrado 10.561 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas. Con estos registros, hay 989.680 casos positivos en el país, de los cuales 803.965 son pacientes curados y 159.448 son casos activos confirmados.

. Se notificaron 161 nuevas muertes: 96 hombres y 65 mujeres. De los 96 hombres: 8 son de la provincia de Buenos Aires, 18 de la ciudad de Buenos Aires (CABA), 1 del Chaco, 5 del Chubut, 15 de Córdoba, 1 de Entre Ríos, 16 de Neuquén, 11 de Mendoza, 1 de Río Negro, 14 de Salta, 1 de San Luis, 3 de Santa Cruz y 2 de Tierra del Fuego. De las 65 mujeres: 7 vienen de la provincia de Buenos Aires, 20 de la ciudad de Buenos Aires, 2 del Chaco, 4 del Chubut, 12 de Córdoba, 8 de Neuquén, 6 de Mendoza, 4 de Río Negro, 1 de Salta y 1 de Santa Fe.

El número actual de muertes es de 26.267.

En las últimas 24 horas se han realizado 13.890 pruebas y se han llevado a cabo 2.373.496 pruebas diagnósticas para esta enfermedad desde el comienzo del brote, lo que corresponde a 52.306,4 muestras por millón de habitantes.

Ayer por la mañana, el Ministro de Salud Ginés González García expresó la opinión de que “la pandemia tiene una duración inesperada en toda América” y, en este sentido, hizo un llamamiento a la sociedad para que continúe con sus medidas de precaución, ya que la vacuna podría estar ampliamente disponible “a principios de año o quizás unos días antes” y “en marzo”.

El jefe del departamento de salud también señaló que esto “a pesar de que los países han adoptado diferentes estrategias para contener el fenómeno -el caso de los Estados Unidos y Brasil, por ejemplo- y, sin embargo, es persistente y sigue siendo un récord sin que nadie sepa realmente por qué.

Por otra parte, afirmó que “existe una versión que indicaría que el virus ha mutado en un agente más infeccioso” y, aunque afirmó que no podía “asegurar” la certeza de la versión, consideró que “el continente americano sigue siendo el centro de la pandemia y que lamentablemente debemos tomar las medidas que debemos”.

Con respecto a estas medidas, el Ministro reiteró que en este momento “se aplican mayores restricciones en las jurisdicciones a las que se ha trasladado ahora el epicentro de la pandemia, a saber, el interior”. “Estoy muy orgulloso de la cuarentena”, dijo el ministro más tarde cuando se le preguntó qué haría de forma diferente si tuviera que empezar de nuevo. Sin embargo, señaló que “sin duda habríamos hecho otras cosas, como se puede ver fácilmente en el periódico del lunes”.