Skip to content

Una delegación rusa llega al país para definir el acuerdo para la vacuna del Sputnik V

Está integrado por dos importantes directores del Fondo de Inversión Directa de Rusia, responsables de la financiación de la vacuna. Tendrán reuniones con funcionarios de Alberto Fernández. La semana pasada, el Ministro de Salud Ginés González García visitó la embajada rusa.

Una delegación rusa llega al país para definir el acuerdo para la vacuna del Sputnik V

Una delegación rusa llega al país para definir el acuerdo para la vacuna del Sputnik V

Dos ejecutivos clave del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), responsable de la financiación de la vacuna Sputnik V, llegarán a Buenos Aires para reunirse con funcionarios del gobierno argentino. El “séquito” está formado por Alexander Shuravlev, Vicepresidente del Fondo, Tagir Sitdekov, Director Ejecutivo del Fondo, y Natalya Bogush.

Los enviados rusos llegarán al país después de visitar México y Brasil. El contenido de su agenda aún no ha sido anunciado. De hecho, los portavoces del Ministerio de Salud dijeron que desconocían la llegada del enviado, aunque los medios de comunicación podían saber que habría reuniones con funcionarios argentinos para tratar de sellar un acuerdo.

El gobierno anunció hace tres semanas que llegarían 25 millones de dosis (12,5 millones de vacunas), pero aún no se ha firmado nada. Ni siquiera se ha pagado un adelanto del dinero. De hecho, todavía no se sabe si las dosis para nuestro país vendrán de la India o de Corea del Sur.

Después de una conversación telefónica con el presidente ruso Vladimir Putin, Alberto Fernández dijo el 6 de noviembre que “si todo va bien, alrededor de 10 millones de personas en Argentina podrían ser vacunadas a finales de diciembre”. Esta semana, en una entrevista con Marco Enríquez-Ominami, volvió a insistir en esta fecha: “Intentaremos vacunar a la mayor cantidad de gente posible en enero y febrero”.

Con la llegada de los enviados de Putin se espera llegar a un acuerdo que permita cumplir con los plazos fijados por el Presidente argentino y así poner en marcha el plan de vacunación que, según él, debería comenzar a más tardar en enero de 2021.

este diario anunció el jueves que el Ministro de Salud Ginés González García estuvo en la Embajada Rusa en Buenos Aires la semana pasada para discutir los detalles técnicos de la vacuna COVID-19, que aún se encuentra en la mitad de la Fase III, y la posibilidad de un acuerdo entre los dos estados. La reunión duró más de tres horas, pero no fue transmitida oficialmente. Ni la embajada ni el gobierno anunciaron esta reunión.

Las negociaciones con los rusos comenzaron hace varios meses. Los primeros contactos del Fondo Ruso, que proporciona los fondos para la vacuna y es responsable de los acuerdos con los países, fueron con funcionarios del gobierno de la provincia de Buenos Aires y con el laboratorio argentino HLB Pharma, que finalmente se retiró de las negociaciones. El gobierno nacional se unió más tarde y decidió a finales de octubre enviar dos funcionarios para avanzar en el acuerdo.

La delegación oficial que viajó a Moscú estaba compuesta por la Viceministra de Sanidad, Carla Vizzotti, y la Consejera Presidencial, Cecilia Nicolini, una politóloga que goza de la confianza de Alberto Fernández. Los otros pasajeros eran tres representantes del laboratorio argentino, la esposa del Ministro de Salud de Buenos Aires, Daniel Gollan, y Mariana de Dios, una joven empresaria de Santa Cruz que tiene estrechos lazos personales con la Vicepresidenta Cristina Kirchner.

El Ministro de Salud no se enteró de los detalles de este viaje hasta el 26 de octubre, cuando los dos enviados del gobierno se reunieron con el Presidente en la granja de Olivos.

El acuerdo con los rusos implicaría una serie de cuestiones logísticas. “Aún no se ha decidido cómo se llevarán las vacunas a Ezeiza. Sólo hay unas pocas empresas en el mundo capaces de hacer este trabajo”, dijo una fuente conocedora de las negociaciones. El gobierno argentino también tiene un plan para llevar pequeñas cantidades en los aviones de Aerolíneas Argentinas, como ocurrió al principio de la pandemia con los productos médicos que llegaron de China.

Con las vacunas en Ezeiza, comenzará otra operación especial para la distribución local. En la actualidad, se está considerando la posibilidad de que el Correo Argentino se encargue de esta operación.

Antes de esto, la vacuna rusa debe ser aprobada por la ANMAT y luego por el Ministerio de Salud, según lo dispuesto en los artículos 8 y 9 de la nueva ley de vacunas.

La vacuna Sputnik V utiliza la tecnología del adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad5 y Ad26, para una primera y una segunda inyección. El 11 de este mes, el Centro Nacional de Gamaleya y el Fondo de Inversiones de Rusia anunciaron que la vacuna alcanzó una eficacia del 92% en los primeros ensayos de la fase III y que “no hubo eventos adversos inesperados durante los ensayos”.

“Los ers