Skip to content

Maju Lozano tuvo que coger un teléfono en medio de una situación tensa

La cámara de "Todas las tardes" estaba en Merlo, en medio de una manifestación de vecinos por un acto de inseguridad, cuando estalló la violencia.

Maju Lozano tuvo que coger un teléfono en medio de una situación tensa

Maju Lozano tuvo que coger un teléfono en medio de una situación tensa

Un programa móvil Todas las tardes estaba en medio de una manifestación de vecinos en Merlo por un acto de inseguridad, cuando se produjo un enfrentamiento entre mujeres, incluyendo puñetazos y la intervención de las fuerzas policiales.

Rápidamente Maju Lozano, presentadora del ciclo “El Nueve” le pidió a Lozano que apagara la cámara para “calmarse” y proteger la integridad de su reportero y de todos los presentes en la escena.

Para entender lo que pasó, debemos volver al martes pasado cuando un conductor de autobús de 45 años llamado Federico Rivero fue asesinado delante de su esposa por dos criminales que trataron de robar su camión. Dos hombres fueron arrestados por el crimen, uno de ellos se llamaba Jonathan Acosta.

El fin de semana un grupo de vecinos fue a una casa en el 1300 de Marcos Sastre en Merlo, donde viven la novia de Acosta y su hermano Nicolás, para manifestarse contra el hecho de la inseguridad.

Durante este episodio, los vecinos gritaron “asesino” a la novia y al cuñado de Acosta, acusándolos de estar involucrados en el asesinato de Rivero. Tiraron piedras, palos y botellas contra la casa.

https://www.eldiaonline.com/services/embed.php?idAdjunto=1019243&width=622&height=351&image=https%3A%2F%2Fyoutu.be%2FJ0XUO38JVZ8&tipo=Youtube

En estas circunstancias, otros manifestantes irrumpieron en el pueblo e incendiaron el modesto edificio. Luego tomaron al cuñado de Acosta por la fuerza y lo arrojaron a las llamas que habían estallado en la esquina en protesta. Como resultado de la agresión, la policía y los bomberos intervinieron, ayudaron a la víctima y la llevaron al hospital Eva Perón de Merlo, donde se encuentra en estado grave.

Este martes tuvo lugar otra manifestación en Merlo para exigir justicia para Rivero. Todas las tardes el móvil fue a la escena del crimen para hablar con los vecinos y amigos de la víctima. “Los vecinos dicen que los familiares del joven que fue incendiado el sábado por la noche están llegando. Vienen en una actitud hostil”, dijo el reportero del programa El Nueve.

Se vio inmediatamente que dos mujeres, parientes de Nicolás, llegaron a la escena. Expresaron su ira por las graves heridas que le habían infligido al joven y le aseguraron que no tenía nada que ver con el asesinato de Rivero.

“Mi hermano no mató a nadie, no es un asesino. Todos los vecinos lo lincharon. Lo mataron. Quiero justicia para mi hermano. Son asesinos, un montón de hijos de puta, son gatos. Han tirado piedras”, gritó una de las mujeres que miró a la cámara.

El grupo de vecinos que estaba en la obra no reaccionó al ataque de las mujeres. “Nadie llamó al chico asesino, aclaremos eso”, dijo uno de ellos.

“Mi hermano puede ser un asqueroso, pero nunca un asesino, hijos de puta”, continuó exclamando una de las mujeres.

“Qué difícil es todo… Esta es la triste y patética situación que surge cuando no hay justicia. En ambos lados, sin justificar ninguna de las acciones, pero en la casa (que incendiaron) donde había menores, dispararon a Federico… Es todo tan trágico. Nada está justificado: Quieren que se haga justicia y que el culpable del asesinato de Federico y muchos otros vaya a prisión de por vida. Es otra víctima. En algún momento la gente se harta y estas cosas pasan”, dijo Maju desde el piso del programa.

Mientras el conductor hablaba, se podía ver en el teléfono móvil que las mujeres empezaron a pelear con algunos vecinos y comenzaron un enfrentamiento a puñetazos. Los miembros de la policía de Buenos Aires, que estaban en el lugar, los separaron.

En medio de esta tensa situación, Maju se dirigió a su cronista y decidió levantar su teléfono móvil: “Mati, te voy a liberar. Apaguemos la cámara. Ve, cúbrete y cuídate. Saquemos la cámara para calmarnos, porque probablemente eso es lo que te molesta a ti también. No cooperemos con algo que termina peor. Lo importante es que esto se calme.

Notas relacionadas