Skip to content

¿Quién es Emiliano Arrúa, el joven condenado esta semana que ha estado robando desde que era menor de edad? El juez Tobías Podestá condenó a Héctor Emiliano Arrúa, de 22 años, quien tiene un largo historial de varios antecedentes penales, desde que era menor de edad. Arrúa fue sentenciado a siete meses de cárcel por un robo ocurrido en marzo en la zona norte de la ciudad.

El Juez Tobías Podestá condenó a Héctor Emiliano Arrúa de 22 años, con un largo historial de varios antecedentes delictivos, que comenzaron cuando era menor. Arrúa fue condenado a siete meses de cumplimiento efectivo por un robo ocurrido en marzo en la zona norte de la ciudad.

20 mayo, 2020
¿Quién es Emiliano Arrúa, el joven condenado esta semana que ha estado robando desde que era menor de edad? El juez Tobías Podestá condenó a Héctor Emiliano Arrúa, de 22 años, quien tiene un largo historial de varios antecedentes penales, desde que era menor de edad. Arrúa fue sentenciado a siete meses de cárcel por un robo ocurrido en marzo en la zona norte de la ciudad.

¿Quién es Emiliano Arrúa, el joven condenado esta semana que ha estado robando desde que era menor de edad? El juez Tobías Podestá condenó a Héctor Emiliano Arrúa, de 22 años, quien tiene un largo historial de varios antecedentes penales, desde que era menor de edad. Arrúa fue sentenciado a siete meses de cárcel por un robo ocurrido en marzo en la zona norte de la ciudad.

La fría noticia podría indicar que el juez de Gualeguaychú ha condenado a un joven de 22 años a siete meses de prisión efectiva, con numerosas condenas previas por diversos delitos cometidos en su contra, para que la sentencia pueda aplicarse efectivamente sin posibilidad de arresto domiciliario.

Sin embargo, una revisión de los archivos revela una increíble historia de innumerables robos y actos criminales cometidos por Emiliano Arrúa, quien a la edad de 18 años ya tenía una larga historia de crímenes cometidos cuando era menor de edad. En febrero de 2016, los tribunales de Gualeguaychú pudieron condenarlo a tres años de prisión.

Un presunto intento de suicidio que se dice que Arrúa intentó mientras estaba en la jefatura de policía aceleró el plazo para la audiencia y su posterior traslado a la UP2 en Gualeguaychú, donde fue atendido por especialistas para su tratamiento psicológico.

Fue el propio abogado defensor, Pablo Di Lollo, quien al inicio de la audiencia de 2016 agradeció al jefe de la investigación, el comisario Emilio Piaggio, y a la doctora Mónica Concetti por la rápida actuación con la que salvaron la vida del joven de 18 años. También subrayó la voluntad del Tribunal de Garantías de acelerar los plazos de los juicios.

Como menor de edad, Emiliano Arrúa fue protagonista de varios crímenes cometidos en el barrio de La Tablita y sus alrededores. En esta ocasión, en 2016 fue condenado a tres años de prisión por tres actos cometidos durante los primeros días de febrero, cuando tenía 18 años

Se le acusó del robo de un teléfono móvil con un arma de fuego, el robo de una motocicleta y la desobediencia y resistencia a la autoridad pública. El primero de estos acontecimientos tuvo lugar el 3 de febrero, el siguiente el 6 de febrero y al día siguiente fue detenido, donde tuvo lugar un enfrentamiento entre su familia y la policía, por lo que fue acusado de desobediencia y resistencia a la autoridad del Estado.

Arrúa había solicitado su detención desde el 20 de noviembre de 2015 por los actos que había cometido cuando era menor de edad, pero no fue detenido hasta el 7 de febrero.

Cuando fue llevado a la jefatura de policía, se encontró la tarjeta verde de la motocicleta que había sido robada 24 horas antes, y por esta razón fue acusado de robo simple. El Ministerio Público solicitó tres veces el internamiento de Arrúa en un centro de menores, pero sólo una vez el juez de menores, Héctor Vassallo, dio su aprobación.

Después de cumplir su condena, Arrúa volvió a sus viejos hábitos y el pasado mes de marzo, junto con otras dos personas que no pudieron ser identificadas, golpeó a un hombre en la parte norte de la ciudad, en la intersección de las calles Soldado Mosto y Juan B. Justo, y luego robó un celular Samsung J2 premium y un bolso de cuero que contenía un juego de llaves del campo del padre de la víctima en Concepción del Uruguay, y luego se escapó.

Por este hecho, el Juez Tobías Podestá condenó a siete meses de prisión en la Unidad de Sentencias 9 de El Potrero, donde se encontraba alojado hace unos días, tras la investigación del Fiscal Mauricio Guerrero Arrúa.

Más sobre este tema