Skip to content

El campo no se ve con buenos ojos en las mega granjas de cerdos chinas

Así lo afirmaron varios dirigentes de la entidad rural tras mantener una charla virtual con el experto en cría de cerdos del CRA. Temen la pérdida de la soberanía productiva y los efectos que estas megaempresas pueden causar en el mercado y la producción de varias regiones del país.

El campo no se ve con buenos ojos en las mega granjas de cerdos chinas

El campo no se ve con buenos ojos en las mega granjas de cerdos chinas

El presidente de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (FARER), José Colombatto, señaló la posibilidad de que entren inversiones chinas en el país para construir mega granjas porcinas: “Se subestima la capacidad del productor argentino. Sentimos que estamos perdiendo un poco de nuestra soberanía, así como se subestima al productor entrerriano y de otras provincias, productores que han demostrado ampliamente lo bien que funciona el país respetando las condiciones sanitarias”.

“Quiero ver la letra pequeña porque todo lo que se ha dicho se presupone. Queremos saberlo todo y luego entregar un mensaje a los Jefes de Estado y de Gobierno y dar a conocer nuestra posición”.

“Nadie está en contra de la producción, pero queremos saber el costo de la producción y cómo se involucra el productor argentino en estos megaproyectos, porque no queremos perder nuestra soberanía”.

“Se dice que todo lo que producen estas mega granjas se destina a la exportación”.

Luciano Olivera, presidente de la Sociedad Rural de Gualeguay y secretario del FARER, dijo a su vez que “en nuestro departamento tenemos dos criaderos de cerdos con cerca de tres mil madres que realizan capitales locales. Llevan muchos años produciendo, y personalmente, el hecho de que el capital extranjero, en este caso el capital chino, venga me suena extraño, y surgen preguntas, como qué queda de este posible aterrizaje”.

“No creo que estemos tan descontentos, y quiero señalar que deberíamos ser un poco más solidarios con los productores de Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe, para que puedan llevar a cabo este tipo de producción sin necesidad de contar con capital extranjero.

Los dirigentes de FARER tomaron la palabra después de una reunión virtual en la que participaron más de 70 productores y dirigentes del sector agropecuario, quienes asistieron a una presentación de Adolfo von Ifflinger Granegg, productor y coordinador de la Comisión Porcina de las Asociaciones de Agricultores Argentinos (CRA).

“Estamos ante un escenario histórico impensable en su momento, provocado por la decisión de los gobiernos argentino y chino de firmar un acuerdo de país para permitir a los empresarios de esta nación la instalación de 25 grandes explotaciones porcinas, cuya producción está en principio destinada en su totalidad a la exportación, lo que supone un aumento del 120% de la producción nacional”, dijo von Ifflinger Granegg.

“Si sólo una parte de esto se destinara al consumo local, habría un antes y un después en el sistema socio-productivo tal como lo conocemos hoy en día, debido a su escala, que cambiaría negativamente el mercado. Este sistema ha logrado aumentar la producción desde 2010 en el orden del 8-10% anual en promedio, en consonancia con el aumento de la demanda, y si el objetivo principal de esta producción se modificara y el mercado argentino volviera, sería un desastre. Hay muchos ejemplos de esto en el mundo”, concluyó.