Skip to content

En Colón hicieron una prueba piloto sobre la actividad y los protocolos en las playas

Este sábado por la tarde, el Balneario Norte de la ciudad de Colón fue escenario de una prueba piloto destinada a definir los protocolos que permitirían a los vecinos y turistas disfrutar de las playas este verano.

En Colón hicieron una prueba piloto sobre la actividad y los protocolos en las playas

En Colón hicieron una prueba piloto sobre la actividad y los protocolos en las playas

En el proceso participaron varias instituciones que ofrecieron voluntarios, entre ellas el Grupo Scout Colón, la parroquia de Santos Justo y Pastor, el Centro Cristiano Vida Plena, miembros de COATUR y la Corporación Guardavidas.

Estuvieron presentes, entre otros, el Alcalde José Luis Walser, la Secretaria de Turismo y Cultura Silvia Vallory, la Directora del Hospital San Benjamín Norma Hernández y el Director de Salud Marcos Correa.

La Secretaria de Turismo y Cultura de Colón, Silvia Vallory, explicó la propuesta y dio algunos detalles sobre los protocolos que se están trabajando en el sector costero.

“La idea es trabajar con espacios que se calculan según la distancia que hay que recorrer con otro grupo en la playa para mostrarlos con marcas físicas. Dejaremos que ellos decidan cómo se comportan, pero la idea es llegar a diciembre sin tener que establecer identidades físicas para que se respete la distancia. Queremos mostrar cómo debemos comportarnos y ver qué pasa con los habitantes para adaptarnos.

Sobre el uso de la barbijo en la playa, uno de los puntos importantes a incluir en el protocolo general, el funcionario dijo que “la barbijo será requerida para viajar: a la llegada, a la salida, para ir al baño, para consumir en un albergue. Por supuesto, no necesariamente estará en el agua, aunque esté en su habitación con su grupo. Luego, en el sector costero, hay protocolos para la actividad náutica, la actuación de los socorristas en este escenario pandémico, el personal de limpieza de los baños, el personal de la playa, la actividad de los vendedores ambulantes.

Además, Vallory dijo que “en los baños tendrá una capacidad de entrada, es decir, no puede entrar en el cuerpo de los baños más personas que el número de urinarios que hay. Todo el que entre debe llevar una barbijo y un calzado. Y el personal municipal afectado por estos sectores tendrá un equipo especial. Estamos considerando agregar inodoros químicos.

Finalmente, señaló que “proponemos en el protocolo que los vendedores ambulantes se registren y tengan ciertos sectores a lo largo de la costa que no pueden moverse de esta área. (Fuente: El Entre Ríos)