Skip to content

Junto con los representantes oficiales, Bordet avanzó con el proyecto de Emergencia Solidaria

A través de una videoconferencia, el Gobernador Gustavo Bordet discutió con representantes del partido gobernante el proyecto de ley de solidaridad de emergencia que presentó a la Legislatura como resultado de la crítica situación económica, la disminución de los recursos fiscales y la fuerte inversión que exige la situación sanitaria y social.

Junto con los representantes oficiales, Bordet avanzó con el proyecto de Emergencia Solidaria

Junto con los representantes oficiales, Bordet avanzó con el proyecto de Emergencia Solidaria

“La ley de emergencia está claramente justificada Es solidario y progresivo porque llega a los que más pueden contribuir y han ganado más dinero, como los bancos, las farmacias y los propietarios de más de mil hectáreas. Esto es sólo temporal y tiene un plazo que se establece en el propio texto previsto”, dijo Ángel Giano, Presidente de la Cámara Provincial de Diputados.

Consultado por la prensa, Giano declaró que ha habido “un descenso del 25% en la economía, pérdidas de empleos y salarios en el sector privado que no son suficientes para llegar a fin de mes”. Estamos atravesando meses de grandes crisis, no sólo en el sector de la salud. Para cumplir con sus obligaciones, y no sólo ante esta crisis sanitaria, sino también en los últimos años, el Gobernador decidió enviar un proyecto de ley a la Legislación de Emergencia y Transición, que es válido hasta el 30 de junio de 2021 y puede ser prorrogado por otros 180 días.

Dicho esto, señaló que “hay una situación en la que toda la situación se ve afectada por las limitaciones de la economía, el aislamiento y la distancia. No tenemos una fecha específica para restaurar la normalidad. No tengo dudas de que si esto sucede en Argentina, Argentina lo hará rápidamente por lo específico de su producción e industria. Pero el gobierno provincial no puede gastar dinero, y es responsable de los pasivos y activos de 150.000 familias, a las que debe destinar mensualmente el 80 por ciento de sus recursos para el pago de salarios, el 7 por ciento para gastos de funcionamiento y el 13 por ciento para el fondo de pensiones”, dijo.

Dicho esto, el diputado recordó que el gobernador Gustavo Bordet, quien “gestionó con éxito la provincia en la primera administración, de modo que le acompañó en la reelección casi el 60 por ciento de los votos de entrerrianos y entrerrianas, tuvo que asumir una segunda administración, que comenzó a finales de 2015, teniendo muchos problemas como resultado directo de las elecciones políticas equivocadas”, En particular, el anterior gobierno nacional de Mauricio Macri, después de un mal día para toda la Argentina, el lunes siguiente a los acontecimientos del año pasado, cuando se produjo una devaluación con repercusiones y consecuencias económicas para las finanzas de los argentinos y obviamente de las provincias argentinas en las administraciones, dio un giro equivocado y evidentemente agravó el contexto crítico por el que había pasado la Argentina en los cuatro años de la anterior administración nacional”.

En este contexto, el legislador se refirió al “inicio de la administración del Gobernador Bordet en una crisis nacional con un país sobreendeudado”. Y en este contexto “se preparó un presupuesto el año pasado para enfrentar a este país en crisis, la provincia de Entre Ríos, en un contexto nacional con un gobierno nacional completamente distinto, que tenía y sigue teniendo ideas completamente diferentes a las del gobierno anterior”.

En este sentido, dijo que “este es el presupuesto que se preparó para una crisis cuando empezamos a ejecutar el presupuesto este año, cuando pasamos el año en que descubrimos la pandemia. Se trata de una crisis inesperada que afecta a todo el mundo, que nadie puede ignorar y que, además de la crisis económica sanitaria, ha afectado a todos los sectores de la población, especialmente al sector privado.

Señaló que si nos remitimos a los títulos de hoy, se habla de “la caída de la economía en un 25 por ciento, la pérdida de puestos de trabajo, los salarios que no son suficientes para llegar a fin de mes, vivimos meses de muchas crisis, no sólo de salud y el gobernador para cumplir con sus deberes, para obtener recursos de los que ganan más dinero, no sólo en esta crisis de salud, sino también en los últimos años, decidió presentar un proyecto de ley a la legislación de emergencia y de transición hasta el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín. Enviar un proyecto de ley a la Legislación de Emergencia y de Transición hasta el 30 de junio de 2021, prorrogable por otros 180 días, que en el caso de las instituciones financieras pagará más impuestos sobre los ingresos brutos, aumentando la base impositiva que las farmacias o los que venden drogas al por mayor, incluso para los costos más altos sobre los ingresos brutos al cuatro por ciento.

mencionó entonces “los propietarios de más de 1.000 hectáreas, es decir, el tres por ciento de los que pagan el impuesto a la propiedad rural, están haciendo una contribución extraordinaria para superar esta crisis”. También señaló que “los activos que aportan más de 75.000 pesos, la mayoría de los cuales son funcionarios públicos, hacen un aporte extraordinario y solidario al fondo de pensiones”.

Dicho esto, señaló que Entre Ríos cuenta con un fondo provincial, el 82 por ciento del cual es móvil, “y seguirá siéndolo porque no se verá afectado, pero su sustentabilidad también está influenciada por el contexto”.

Ante el rechazo del proyecto por parte de ciertos sectores políticos y sindicalistas, Giano dijo que “es comprensible y comprensible, pero ciertamente esta ley no es una ley de adaptación, y el gobernador lo ha demostrado en su administración, sin considerar nunca al trabajador como una variable de adaptación. No ha habido despidos, no hay activos que reducir. Para los salarios superiores a 75.000 pesos, existe un aporte temporal y progresivo al fondo de pensiones”.

Luego se refirió al “85 por ciento de los empleados estatales no tienen que hacer contribuciones, pero el 15 por ciento que tiene los ingresos más altos. La ley propone este aporte solidario de tal manera que en concreto, por ejemplo, para quienes ganan 100.000 pesos, el aporte al fondo de pensiones es de 1.500 pesos, y quienes reciben 76.000 hacen lo mismo con 1.000 pesos. Eso es lo que debe aportar el funcionario”, dijo.

“Esto significa que la ley de emergencia está claramente justificada, en este caso de apoyo, progresiva, que aquellos que tienen la capacidad de contribuir más y han ganado más dinero, como en el caso claro de los bancos, las farmacias, los dueños de más de mil hectáreas, pueden contribuir en esta inusual e inesperada situación, mientras la emergencia continúe. Esto es temporal, no estamos hablando de una ley que permanezca en el tiempo. Hay una fecha límite, que se establece en el propio texto previsto”, insistió.

Dicho esto, el legislador finalmente dijo: “Obviamente no hay un manual para tratar esta crisis de salud, no se sabe cuándo terminará la transmisión del virus o cuándo habrá una vacuna contra una droga para tratar esta situación, el coronavirus. Esto es algo que se resolverá día tras día, con la clara esperanza de que podamos tener una mayor certeza, una mayor previsibilidad de lo que estamos pasando ahora hace más de 100 días”.