Skip to content

La preocupación de los productores del Delta de Entre Ríos por un proyecto de regulación

José Jacobsen, presidente de la Cooperativa de Productores Agrícolas del Delta de Villa Paranacito, señaló que existe una marcada preocupación por el futuro del productor de la isla con la reflotada de un proyecto de ley que pretende regular el uso de los humedales.

La preocupación de los productores del Delta de Entre Ríos por un proyecto de regulación

La preocupación de los productores del Delta de Entre Ríos por un proyecto de regulación

Jacobsen dijo que si tiene éxito, “seremos marginados por cualquier tipo de actividad productiva”. Destacó que “para todos los isleños, este es un tema que nos mantiene en vilo, ya que tenemos una forma de vida que tiene más de cien años y no puede ser cambiada de un día para otro. Que todo esto sea un parque nacional, como se ha anunciado, es una locura en todos los sentidos”.

El productor de la isla también destacó que “todavía existe la sensación de que algunos políticos están presentando proyectos sobre una zona que no conocen y que nunca han visitado. Van a proteger algunas especies y no saben que en los campos cultivados y mejorados se puede ver la flora y fauna nativa. No hace mucho, apareció un águila roja, que no se había visto en mucho tiempo, así como carpinchos y nutrias, que forman parte del paisaje sin que nadie los moleste. Los animales se han acoplado a los humanos y eligen lugares donde hay presas para refugiarse en caso de inundación”.

señaló que “la persona que mejor cuida las islas es también la que vive en ellas, y cuanto más producción hay en el delta, mejor se cuida, lo que incluso reduce el riesgo de incendio”. También señaló que “se ha dado a un grupo ambientalista la oportunidad de expresar su opinión y de participar en un proyecto del que ciertamente no sabemos qué propósito tiene y, además, nunca ha considerado la posibilidad de arruinar las economías regionales que se destacan en la región”.

destacó que “al contrario de lo que algunos aprecian, nuestro trabajo debe ser alentado por nuestros legisladores para seguir creciendo, no sólo como una economía regional típica de la región, sino también como una planta para purificar el aire y el agua potable de la gran ciudad que es la capital federal y el gran Buenos Aires”, y advirtió que “si el delta es abandonado, será abandonado a su suerte, sin isleños ni productores podría convertirse en la tierra de los matreros”.

Refiriéndose a los legisladores del Departamento de Islas, Daniel Olano y Carmen Toller, dijo que “están más preocupados por otras cosas que por un tema que afecta a todos los isleños”. Parece que cuando entran en la Cámara de Representantes y el Senado, se bloquean, no hablan con su gente y definitivamente no usan sus camisas.

Jacobsen señaló que la reforestación que caracteriza a la zona “no está pasando por su mejor momento, en parte porque no está siendo cuidada como debería”. Explicó que “la poda del sauce se realiza cada 14 años y los brotes fracasarán si no se reforesta adecuadamente”. El productor también estaba preocupado “por la falta de mano de obra cualificada en un trabajo duro y sacrificado como es el de caminar por el monte”. Todos los trabajadores que saben trabajar lo hacen, pero en cualquier caso siempre hay escasez y no vemos a los jóvenes que quieren dedicarse a este trabajo porque faltan personas con experiencia que puedan enseñarles el oficio”.

explicó que el más producido es “sauce y un pequeño álamo”. Una de las claves para trabajar en la silvicultura es la “paciencia”, algo que no es muy común hoy en día. “Es muy difícil persuadir a un gaucho para que invierta, a pesar de que hay planes para pagar la plantación, que llevó hasta tres años después de la inspección correspondiente, sin ajustar los precios a los índices de inflación.