Skip to content

Los centros turísticos amenazan con no abrir si la Provincia no toma medidas para el verano

El CET emitió un duro comunicado en el que critica la falta de determinaciones por parte de la Secretaría de Turismo de Entre Ríos respecto a la próxima temporada, que está prevista que comience en poco más de 15 días. En este sentido, playas, balnearios, complejos turísticos y cabañas sostienen que no se abrirán si el Gobierno no asume su responsabilidad en la pandemia.

Los centros turísticos amenazan con no abrir si la Provincia no toma medidas para el verano

Los centros turísticos amenazan con no abrir si la Provincia no toma medidas para el verano

La fecha límite es el 4 de diciembre, día en que el gobierno anunció que la temporada 2021 comenzará en Entre Ríos. Pero los días pasan, las horas pasan, y los operadores turísticos privados afirman que todavía no tienen protocolo, instrucciones o procedimientos para la llegada de los turistas en el verano.

“El reloj es lo único que corre en los pasillos del gobierno provincial instalado en las oficinas de Laprida 5 (jefatura de la Secretaría de Turismo) para contar las horas de una nueva instancia de reuniones virtuales que utópicamente tratan de hacer algo que llegue a un consenso, palabra poco practicada por estos dirigentes del servicio público”, comenzó el comunicado de la Cámara de Turismo de Entre Ríos (CET), criticando la pasividad del estado con respecto a la próxima temporada.

La verdad es que una serie de reuniones entre ministros y intendentes están previstas antes de que termine esta semana, y no se excluye que el propio Gobernador Gustavo Bordet asista. También se espera que haya reuniones virtuales entre los funcionarios locales de turismo y el jefe de la secretaría provincial, Gastón Irazusta. Sin embargo, los operadores privados creen que ya no es el momento de hacer un zoom, sino de mostrar determinación y dar instrucciones precisas para actuar con reglas claras.

“Es necesario tener en un mismo cuerpo de diálogo, a los ministros con decisión directa en la pandemia y las actividades de recuperación económica, social y cultural, los funcionarios provinciales de turismo, los gobiernos locales y el sector privado en todo su espectro institucional”, dijo el CET.

Uno de los dilemas que enfrenta el sector privado es que, 17 días antes del comienzo de la temporada, no sabe qué capacidad tendrán los distintos complejos turísticos, qué restricciones se impondrán y qué parámetros se aplicarán para la recepción de los turistas. El cumplimiento de muchas de estas obligaciones requerirá una gran inversión, que muchas personas no quieren hacer debido a la incertidumbre a la que se enfrentan.

Por ello, señalaron su crítica a la inactividad del gobierno provincial: “La incapacidad del liderazgo, el permanente vacío de trabajo en red, la falta de experiencia en la planificación colectiva del turismo con varios actores que contribuyen a un mismo escenario de trabajo y gestión, hacen que el reloj y el calendario jueguen una carrera inútil, con reuniones divididas para continuar por caminos irregulares, lo que demuestra que la administración local es mucho más alta intelectual y políticamente en las zonas de Entre Ríos en varias direcciones”.

En este sentido, advirtieron desde el CET del peor escenario para el turismo en la provincia: “El grado de falta de información y confusión es tan grande que nos encontramos en las principales playas y complejos turísticos de nuestra provincia con la decisión de cerrar sus puertas, considerar la posibilidad de un cierre definitivo, encontrarnos sin ningún apoyo de las autoridades para establecer los parámetros mínimos de funcionamiento, y así perder la esperanza de cientos de trabajadores que no podrán traer a casa su sustento diario”, argumentaron.

“Los prestadores no tienen medios para mantener la actividad, y vemos con gran preocupación que el referente provincial del sector aún no ha logrado definir un esquema claro con pautas mínimas y sistemas confiables para el buen funcionamiento de los balnearios que atienden a nuestros visitantes, pero también a nuestros trabajadores y familias, ya que muchos de ellos son atendidos por sus propios dueños”, dijeron de la Cámara de Turismo de Entre Ríos.

También criticaron la inactividad del Secretario Provincial de Turismo, que se remonta al período anterior al brote del coronavirus: “El liderazgo del sector privado ha proporcionado muchas oportunidades para la contribución de trabajo en el curso real de la crisis. Es extraño recordar que la emergencia comenzó mucho antes de la pandemia, cuando se informó de la misma, con la alerta, la persistencia de un sitio web con promociones que estaban demasiado desactualizadas por la gestión anterior y que hoy en día sigue sin contenido ni significado. Para no hacer daño, es necesario mostrar que hay 23 sitios del resto de los estados provinciales, ágiles y atractivos, disponibles para consultas actualizadas sobre protocolos, requisitos, sellos de calidad y mucho más para el sector y el visitante potencial”.

“Señores de los gestores turísticos provinciales, se articula para evitar contradicciones basadas en intentos y errores de comunicación con los actores principales y no en pantallas divididas. Están tratando de evitar la suma de la voluntad y el conocimiento de aquellos que, cada día, tienen el valor de llevar a sus comunidades o a sus empresas y negocios al borde del abismo”, dijeron, concluyendo finalmente: “La sinergia de nuestras actividades seguirá uniéndonos, aunque para ustedes el mejor parche para su política sea ver una pantalla virtual en pedazos”.