Skip to content

Mattiauda pidió el regreso de las sesiones presenciales: “El debate virtual fue distorsionado”

- Después de ser impedido de responder a una acusación hecha en su contra por un legislador del PJ, el nativo de Gualeguaychú quiere volver a los locales de la cámara baja provincial.

Mattiauda pidió el regreso de las sesiones presenciales:

Mattiauda pidió el regreso de las sesiones presenciales: "El debate virtual fue distorsionado"

El diputado provincial Nicolás Mattiauda (Pro-Cambiemos) expresó su enojo con el vicepresidente primero de la cámara baja del parlamento, José Cáceres, por no permitirle responder a su homóloga Paola Rubatino, quien lo acusó de “pertenecer a un grupo de políticos dedicados a perseguir e intimidar a los disidentes”.

La situación que el legislador de Gualeguaychú calificó de “falta de institucionalidad” por parte del presidente de la sesión surgió al final del debate sobre un proyecto de declaración de oficialidad, para que la Cámara de Diputados mantuviera y acompañara una iniciativa nacional sobre un impuesto a los empresarios, es decir, a quienes quieren apostar a la creación de trabajo en sus ciudades, que aún no ha sido presentada al Congreso.

En este contexto, y mientras hablaba, Rubatino cuestionó a la oposición por no acompañar el proyecto, y luego se refirió a Mattiauda, describiéndolo como “parte de un grupo de políticos” “dedicados a perseguir e intimidar a los disidentes”. Sin embargo, la respuesta del diputado de Gualeguaychú no pudo ser escuchada porque Cáceres cerró el debate y la sesión terminó minutos después.

Ante tal situación, Mattiauda expresó su enojo porque sintió que no podía responder a una declaración personal. “Apagaron el micrófono, no me permitieron responder al congresista”, dijo, diciendo que lo que sucedió fue “una falta de institucionalidad que el Presidente de la Cámara ha tenido en el trato con los legisladores”.

Por este motivo, el congresista, miembro del Interbloque Cambiemos, aseguró que “el debate virtual ha terminado porque ha sido distorsionado” y pidió volver a las reuniones presenciales en los locales que “aseguren una mayor democratización de la palabra en los debates políticos”.

Mattiauda recordó a Rubatino que durante la sesión anterior había presentado un proyecto de declaración en el que pedía a la judicatura que iniciara una investigación urgente sobre las presuntas operaciones de vigilancia ilegal que supuestamente llevó a cabo el Servicio Federal de Inteligencia (AFI) entre 2015 y 2019. “Fue la única iniciativa promovida en el Parlamento en este sentido, lo que demuestra que no pertenezco al grupo que el representante del partido en el poder dice que sí”, dijo, invitándoles a acompañarla con su voto positivo cuando se trate.

La intervención de Mattiauda, que dio lugar a la acusación de su pareja del Frente Creer, tuvo lugar cuando expresó su oposición y fuertes críticas al proyecto de declaración del partido gobernante, que fue puesto en duda, porque “perseguir a las empresas de nuestra provincia (con nuevos impuestos) es un error”.

“Me sorprende que desde la legislatura provincial estemos promoviendo que el gobierno nacional imponga impuestos a los ciudadanos y sus empresas”, dijo el legislador, diciendo que la generación de una nueva coparticipación tributaria “se parece a un mendigo del gobernador (Gustavo) Bordet”, que luego “debe ir a la casa de gobierno a pedir migajas”.

“Pensamos en un país donde los recortes de impuestos crean las condiciones para que las empresas se reactiven. También queremos promover la calidad del empleo en la provincia: Si no tenemos empresarios fuertes, no podemos tener empleos de calidad”, dijo Mattiauda, y añadió: “Lamentablemente, el Estado a menudo proporciona empleos, pero no crea riqueza; si no hay riqueza, no hay ahorros, y sin ahorros no hay inversión”.

Notas relacionadas