Skip to content

Tomarán una muestra de los niños que se sospecha que tienen coronavirus

El Ministerio de Salud definió que los profesionales del Hospital San Roque vayan a los centros de salud y unidades de cuidados mínimos para tomar muestras de los pacientes pediátricos sospechosos de Covid-19.

Tomarán una muestra de los niños que se sospecha que tienen coronavirus

Tomarán una muestra de los niños que se sospecha que tienen coronavirus

La provincia ha definido la ruta de atención a los pacientes con coronavirus (y casos sospechosos) en cada localidad. En este sentido, en los últimos días, los especialistas del servicio de ORL del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná han estado revisando los detalles del protocolo de toma de muestras de los pacientes pediátricos de la capital de la provincia con casos sospechosos de la enfermedad fuera del establecimiento, así como la finalización del protocolo epidemiológico.

Al equipo mencionado se le ha asignado la tarea de visitar los centros de salud o las unidades complementarias de suministro de aislamiento mínimo de Covid 19 para recoger muestras de los pacientes pediátricos sospechosos. Es importante señalar que estas tareas no se realizan fuera del hospital por demanda espontánea: Se realizan en turnos programados determinados por el Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud.

La recolección de muestras extramurales comenzó esta semana en la ciudad de Paraná, donde el personal del hospital fue a un centro de salud este lunes para practicar los hisopos.

¿En qué casos se realiza

? Como ya se ha mencionado, esta modalidad de trabajo para la recogida de la muestra requiere una coordinación previa entre los diferentes equipos sanitarios, aparte de que sólo se lleva a cabo en los casos que cumplen una serie de condiciones.

Puede activarse cuando la epidemiología informa de que hay un paciente sospechoso que requiere una recogida de muestras y que el paciente es aislado en su casa o trasladado a una sala mínima. En esos casos, el paciente se sujeta al equipo del hospital para que el frotis pueda ser tomado en el centro de atención primaria más cercano al domicilio del paciente.

El dispositivo está formado por otorrinolaringólogos del Hospital San Roque con experiencia en el tratamiento de pacientes pediátricos para la toma de muestras de garganta. El equipo también incluye otros médicos del centro que están capacitados para recoger las muestras.

Este no es un detalle insignificante por varias razones: Por una parte, es importante señalar que la PCR (técnica de laboratorio utilizada para detectar el material genético del virus) es actualmente la mejor herramienta disponible para hacer un diagnóstico, pero la fiabilidad del estudio depende de la calidad del muestreo (es decir, que se realice correctamente, que se obtenga suficiente material). Por lo tanto, es especialmente ventajoso contar con profesionales con experiencia en el trato con pacientes pediátricos para esta tarea.

Por otra parte, responde a la organización del sistema en su conjunto y a las estrategias que el hospital ha adoptado para sí mismo, de modo que la atención especial prestada en el contexto de la pandemia no afecte a la atención prestada en otras áreas de la estructura hospitalaria.

Tanto las salas de consulta como los distintos servicios y el centro de vacunación del Hospital San Roque se gestionan a través de los canales habituales de la institución, mientras que las enfermedades respiratorias se ingresan en el centro respiratorio a través de una entrada independiente en la calle de La Paz.

Al mismo tiempo, en la zona postrepiratoria hay un dispositivo que puede utilizarse para acercarse a los pacientes con sospecha de covidio y tomar muestras con una circulación específica. Y si, sobre la base de la vigilancia epidemiológica, ya se sabe que un determinado paciente está en estrecho contacto con un caso o tiene una alta probabilidad de ser un caso positivo, se le admite directamente en la sala de hospitalización (si ello es apropiado por su edad o grupo de riesgo), donde se le mantiene aislado y se le toma la muestra.

De esta manera, la comunidad no tiene motivos para descuidar la vigilancia, la atención o el cumplimiento del plan de vacunación, ya que existen varias estrategias complementarias para apoyar la atención normal.

En este contexto, desde el comienzo de la pandemia, la Provincia ha aumentado su capacidad de muestreo y ha añadido gradualmente efectores a la red.

Actualmente hay 41 instituciones con capacidad de recolección de muestras:

Los hospitales de San Martín, San Roque y La Baxada en Paraná; Masvernat y Felipe Heras en Concordia; Centenario en Gualeguaychú; Justo José de Urquiza en Concepción del Uruguay; San Antonio en Gualeguay; San Benjamín en Colón; Santa Rosa en Villaguay; Salaberry en Victoria 9 de Julio, de La Paz; Santa Rosa, de Chajarí; Sagrado Corazón de Jesús, de Basavilbaso; San José, de Diamante; Nuestra Señora del Luján, de Ramírez; Justo José de Urquiza, de Federal; San José, de Federación; Francisco Ramírez, de Feliciano; Santa Elena, de la localidad homónima; San Blas, de Nogoyá; San Francisco de Asís, de Crespo; San Roque, de Rosario del Tala; José María Miranda, de Cerrito; el Centro Pediátrico, de Santa Elena; Manuel Belgrano, de Urdinarrain; San Roque, de Villa Elisa; San Isidro Labrador, de Larroque; San José, de la localidad homónima; San Miguel, de Bovril; Joseph Lister, de Seguí; Francisco Castaldo, de María Grande; Falucho, de Maciá; Santa Rosa, de Lucas González; Brague Villar, de Hasenkamp; Castilla Mira, de Viale; Behring, de Ibicuy; Paranacito, de Villa Paranacito; Nuestra Señora del Carmen, de Mansilla; Perú, de Galarza; y San Vicente, de San Jaime de la Frontera.